Los niños y niñas sufren por la forma en que se organiza el trabajo

Por José Matamala Pizarro “Piececitos de niño,  dos joyitas sufrientes,  ¡cómo pasan sin veros  las gentes!” (Gabriela Mistral, “Piececitos”, 1924)   Lo que duele y molesta queda en el olvido. El olvido permite que aquello que nos causa una afección penosa – por ejemplo, la frustración- se mantenga contenido en un depósito, en una caja […]