Presos Mapuche en Cárcel de Ángol inician huelga de hambre seca

Mediante un comunicado público, los presos mapuche del Módulo E iniciaron una huelga de hambre seca, luego de 20 días en huelga de hambre seca, con el objetivo de exigir la aplicación del Convenio 169 de la OIT y el Decreto 3925, los cuales consagran sus derechos como comuneros mapuche.

A continuación, publicamos el comunicado público:

«Los comuneros Mapuche de la cárcel de Angol, en huelga de hambre desde el 23 de septiembre, hoy día inician su huelga de hambre seca, ya que luego de la llegada de la diputada Gloria Naveillán y de la ministra Carolina Tohá a la región, se ha endurecido la actitud hostil por parte de Gendarmería hacia los comuneros Mapuche, lo que se traduce en hostigamientos constantes, apremios ilegítimos y negación de sus derechos básicos como la visita de sus familiares.

Debido a esta situación la Defensoría Penitenciaria presentó un recurso ante el Juzgado de Garantía de Angol, el cual resolvió el día 11 de octubre que los castigos aplicados a los comuneros carecieron de fundamentos y ordenó dejar sin efectos las sanciones. Cabe destacar que los comuneros Mapuche al interior de la cárcel de Angol han llevado una lucha constante, incluyendo 5 huelgas de hambre en los 2 últimos años, para exigir el cumplimiento de sus derechos humanos básicos como presos Mapuche, la aplicación del Convenio 169 y el Decreto 3925 en el Modulo E.

La Seremi de Justicia y Gendarmería, sin embargo, han demostrado aplicar una política de firmar los acuerdos con el objetivo de bajar las huelgas para luego no llevar a cabo los acuerdos firmados. Y el INDH y la Defensoría Penal Publico en su calidad de garantes, se han transformado en unos meros observadores que no tienen la capacidad de velar que se cumplen los acuerdos firmados con Gendarmería.

Contrasta de sobremanera la actitud que demuestran las instituciones cuando se trata de proteger a Gendarmería. Hoy en día, y como resultado de la última huelga de los funcionarios de Gendarmería de la cárcel de Angol, se encuentran trabajando en una mesa de trabajo la Seremi de Justicia, el Gobierno Regional y Gendarmería para modificar el decreto 518 con respecto al trato hacia los presos Mapuche. Las voluntades políticas para solucionar las demandas de Gendarmería claramente están por encima de los derechos de los comuneros Mapuche.

Por otra parte, el Gobierno Regional, hasta el momento ha hecho oídos sordos a estas demandas y se niega a participar en algún tipo de diálogo. Hemos solicitado dos audiencias por la Ley del Lobby con el Delegado Presidencial y no ha habido ninguna respuesta, demostrando claramente que la política de este gobierno de turno del “Buen Vivir” es solo un slogan vacío de un proyecto de marketing, y no de un real proyecto político. Aparentemente solo reaccionan cuando hay presión en la región.

A pesar de ello, la voluntad de los presos mapuche es firme para exigir el ejercicio de sus derechos.

¡Marichiwew!

Autor entrada: Convergencia Medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.