Presos Políticos Revuelta Popular

Organizaciones sociales de San Miguel convocan mitin por las y los prisioneros políticos

El día de ayer, viernes 11 de junio, la Región Metropolitana se preparaba para volver a una cuarentena total, a casi un año de haber conocido por primera vez esta medida de confinamiento general. A eso de las 18 horas se congregó una reunión en la Plaza Cívica de San Miguel, entre la Municipalidad de esa comuna y un enorme centro comercial. El acto fue convocado por la agrupación Unidad Social de San Miguel, y reunió varias organizaciones, colectivos y dirigencias sociales y sindicales bajo la dirección compartida de liberar a los presos de la Revuelta. El punto permitió entregar información desde las agrupaciones de familiares de presos y perseguidos por el Estado hacia la red de organizaciones que apoyan la causa de su liberación.

Con micrófono en mano, Verónica Verdugo -madre de preso político hoy en arresto domiciliario- informó de la visita que logró realizar junto a otras dos madres y un grupo de diputados al penal santiago 1, donde se reunió con los jóvenes prisioneros. Al borde de la emoción, contó que “para nosotros fue una experiencia muy fuerte, caminar los pasillos donde ellos pasan todos los días, estar en las celdas, ver las condiciones en las que viven. El frío te traspasa, es un hielo, es una oscuridad que a las madres nos hace sentirnos demasiado mal. Vivir una experiencia así es tremenda. Al caminar por el patio donde ellos están no pudimos dejar de llorar. Tratamos de ser fuertes, pero nos quebramos, porque nosotras trajimos a nuestros hijos con amor, los cuidamos, los protegimos, pero nunca, nunca pensamos que iban a estar en ese lugar. Sólo por pensar distinto, por querer un Chile mejor, con dignidad. Es difícil para mí estar acá y contarles esto, pero me anima el hecho de que estuvimos con ellos, compartimos ahí donde están”

El acto sirvió también para explicar el Proyecto de Ley de Indulto General, que actualmente está en tramitación en el Senado. Para esto sirvió la intervención de Rodrigo Hidalgo, vocero para esa instancia del Movimiento La Minga, enraizado en la comuna de San Miguel:  “El proyecto de Ley de Indulto General busca remitir las penas y eximir la responsabilidad penal de aquellas personas que hayan sido imputadas o condenadas por los delitos que se indican en la Ley en contexto de protesta, quedando sin antecedentes. Solidarizamos con las familias, amigos y organizaciones que han impulsado este camino de lucha por la libertad de los presos políticos de la revuelta de octubre. Sabemos que, como este, existen múltiples caminos y formas de lucha que buscan la libertad de los compañeros y extendemos, como movimiento, nuestro apoyo en este largo y complejo escenario”.

El acto también contó con la presencia de Jaime Fuentes, abogado del Grupo de Iniciativas por la Liberación de los Presos de la Revuelta y hermano de un prisionero político, con quien pudimos conversar y profundizar sobre la situación actual de la lucha por la liberación.


Uno de los escenarios de lucha del Grupo de Iniciativas está en el Congreso, específicamente en la comisión de Constitución, hay una campaña para presionar al Presidente para que ponga en tabla el Proyecto. ¿Cómo va eso?

JF. Pedro Araya ha sido enfático en decir que hay situaciones mucho más prioritarias que esta, lo cual nosotros rebatimos completamente. Hoy en día las condiciones carcelarias en las que se encuentran nuestros compañeros y compañeras son sumamente denigrantes, inhumanas, que vulneran sus derechos humanos, y por ende, la libertad adquiere prioridad. 

Para eso nosotros estamos haciendo una campaña para etiquetar al Senador por todas las redes sociales, de mandarle cartas formales él y a otros integrantes de la comisión, para que se coloque en tabla lo antes posible, y que no tengamos que lamentar después, a futuro, que tengamos jóvenes enfermos o incluso perdiendo la vida al interior de los recintos carcelarios porque el poder político no fue capaz de dar una respuesta oportuna. 

La Vocería de los Pueblos en la Convención Constituyente exigió la liberación de los Presos Políticos de la Revuelta como una de las garantías democráticas para una Nueva Constitución. ¿Cómo ves las reacciones que despertó dentro y fuera de la CC? 

JF. La reacción es esperable, viene de aquellos grupos que buscan mantener este modelo, conservar sus privilegios. Claramente van a rechazar cualquier tipo de solicitud de cambio, que es lo que hoy se necesita hacer. No sólo por los presos políticos, sino del modelo completo. Ellos se van a oponer a todas estas instancias, y eso lo tenemos claro. Por suerte, también tenemos claro que el Poder Popular es mucho más fuerte que ellos, y los cambios se van a lograr. 

Frente a la respuesta conservadora, se han manifestado organizaciones sociales en apoyo a la exigencia, marcando el escenario antes de la instalación de la Convención. 

JF. Nosotros sabemos que la movilización ha ido creciendo constantemente, hemos recibido mucho respaldo del mundo social y también desde el mundo político. Los nuevos constituyentes electos, partidos políticos que se han ido sumando a la movilización, y vemos con muy buenos ojos la posibilidad del cambio. Esperamos que la presión social sea tan fuerte que permita la liberación de los presos, y si no, bueno, vamos a desbordar las calles como el 18 de octubre y vamos a generar la presión necesaria para que nuestros compañeros y compañeras estén fuera. 

Mañana (hoy sábado) se realizará la Cumbre por la Libertad, en solidaridad y apoyo a las familias y personas en prisión. ¿alguna invitación a quienes leen CMedios?

JF. No se la pueden perder, a las 20 horas tendremos grandes grupos como Illapu, Portavoz, Santa Feria, Camila Moreno y muchas más, tendremos grandes artistas que apoyan la causa de la liberación de los presos y presas de la revuelta. No se la pierdan, ayúdennos con la difusión, participando y uniéndose a la causa que mantenemos hoy en día. 

En el acto también se hizo presente Gonzalo Marín, dirigente de Metropolitano de trabajadores del SENAME (ARMETRASE), quien usó su intervención para recalcar la necesidad de que la fuerza sindical acompañe e impulse estos procesos de transformación. 

GM. Creo que es importante hoy, a propósito de las condiciones sociales y políticas que se han generado, la comprensión del rol de las organizaciones, de cómo se hacen cargo de su responsabilidad de activar demandas que el Pueblo, los trabajadores, los estudiantes y grupo sociales reivindican desde una posición de situación histórica de permanente. Debemos impulsar las formas de luchas que permitan abrir escenarios. Encontrarnos ad portas de un cambio constitucional ocurre dentro de una lógica institucional, es importante la vigilancia, la presencia, la activación y movilización permanent de estas organizaciones. 

Dentro del mundo de los trabajadores, creemos que hay una deuda importante que hay que ir saldando. Ha primado un sindicalismo funcional a la lógica de los consensos, apegado a la institucionalidad. Eso también ha ido abriendo paso a una línea disidente, donde las organizaciones se van reconfigurando y avanzando hacia una disputa de fondo respecto a las estructuras políticas. Esa es la lógica que estamos trabajando dentro de SENAME, es lo que nos convoca. Hacemos un llamado claro y urgente a plantearse la transformación de la estructura y política pública subsidiaria de infancia, adolescencia, justicia de menores, la ley de responsabilidad penal adolescente, un Servicio Público por una logica que provea  protección integral a niños y niñas en abandono, en situación de extrema vulnerabilidad social. Necesitamos un proceso restitutivo pleno, de reconocimiento de derechos y reparación de experiencias traumáticas. 

Como trabajadores no  podemos tener un rol cómplice con las instituciones que hoy reproducen las desigualdades,por eso asumimos un rol proactivo para transformarlas. Es el llamado que hacemos dentro y fuera del ámbito de la administración pública. Nuestro deber es estar activos, presentes, coordinados y buscar protagonismo como trabajadores organizados. 

Hay una superposición de planos de lucha. En un sentido general, por la transformación de las estructuras de la desigualdad y la violencia; y en un plano más contingente, por la resistencia a la crisis sanitaria y económica. ¿Cómo avanza la lucha sindical? 

GM. Ha sido complejo. Desde antes del estallido social y la crisis sanitaria, las organizaciones sindicales en su gran mayoria no estaban preparadas para asumir el desafío que venía. Como ejemplo, las marchas y manifestaciones se hicieron sin programación previa, la propaganda no se alcanzaba a renovar y la gente seguía en las calles. Hubo una desconexión que nos obligó a actualizar y cambiar de estrategia. Eso cruzó a todas las organizaciones sindicales, independiente si estaba más o menos atrasadas. El proceso que se produce a continuación con la pandemia ha sido un continuo deterioro y desmedro permanente de las condiciones laborales. 

Inicialmente se observó en los trabajadores de la salud, pero se extendió rápidamente hacia otros escenarios y sectores. En ese sentido relevamos  a los portuarios, que han tenido la capacidad para organizarse, articularse e impulsar luchas que mejoran las condiciones e incluso aluden a cambios estructurales. El escenario de crisis y sus elementos propician el trabajo de disputa de conciencia, para sumar compañeros y compañeros que hoy no ven salidas para cambiar su situación. La respuesta está en la organización, la movilización activa. 

Las organizaciones pueden ser activas o pasivas. Nosotros hemos elegido la acción, nuestra postura acompaña las movilizaciones, especialmente cuando el  propósito  de la resistencia tiene que ver con jóvenes, sujetos de represión que han sido presos, retenidos y privados de su libertad, incluso con menores de edad. Esto nos debe sensibilizar, no sólo como trabajadores de SENAME, sino como trabajadores del sector público y del país. El desafío es asumir, para el mundo del trabajo, un compromiso no sólo declarativo, sino activo y fuertemente territorial. El objetivo es construir y posicionar el Poder Popular, como contrapeso a los poderes fácticos que defienden sus intereses. Los adversarios del movimiento social tienen claro los intereses que defienden, hay que tener eso claro y organizarnos para participar de esa lucha social  .

0 0 votes
Article Rating
Compártelo en:

Autor entrada: Ultimo abismo

Suscribete
Notifíicame de
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments