EDITORIAL | Ante la brutalidad policial: ¡Huelga General!

Recién pasamos la primera quincena de un mes manchado de sangre y vergüenza nacional. Por un lado, tres casos seguidos de brutalidad policial de la mayor gravedad que se suman a la larguísima lista de agresiones directas de Carabineros de Chile contra el Pueblo; y por otro lado, la vergonzosa imagen de un país racista y xenófobo cuyo Gobierno ofrece refugio y luego da la espalda. 

El Asesinato de F. Martínez en Panguipulli aún remece la conciencia de la población. Nada justifica ser blanco de cinco balazos a quemarropa, menos a causa de un control de identidad que no debería existir. El «suicidio» de Camilo Miyaki continúa con pocas certezas en un mar de dudas. Si bien hay una investigación judicial en curso, el juicio popular ya está hecho: nadie se suicida en una comisaría. La policía lo mató y nació otra cuenta pendiente. En el hallazgo de Jaime Veizaga, joven boliviano asesinado en Calama, pareciera ser que los indicios de participación directa de una pareja de carabineros son suficientemente contundentes como para hacer imposible el encubrimiento institucional. Ningún funcionario policial está en prisión a causa de estos hechos. 

En el norte, la deportación de migrantes en Cholchane mostró la peor cara de este país.  Un acto de humillación sin precedentes, repudiado a escala internacional como otra demostración de cómo el Estado de Chile hace caso omiso de las normas básicas de trato humanitario y de cooperación entre países, pasando a llevar la dignidad de un conjunto de personas que ya se encontraban en una grave situación de vulnerabilidad, y para colmo armando un circo mediático para profundizar el estigma y la marginalidad. 

Estas situaciones se convierten en alimento de rabia y frustración, golpes sucesivos sobre una herida que aún no sana en los Pueblos, causa y consecuencia de su larga lucha contra el mal Gobierno. Sin embargo, sabemos que nada pasa en vano, y de a poco se escuchan los gritos por la Huelga General.

Autor entrada: Convergencia Medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.