Entrevista a Eduardo González, candidato a Presidente del Colegio de Profesoras y Profesores por la Lista E: «Arriba Profes de Chile»

Por Javier Pineda Olcay

Este miércoles 9 de diciembre de 2020, en una inédita votación online producto de la pandemia, se realizarán las elecciones del Colegio de Profesoras y Profesores, una de las organizaciones gremiales más importantes del país, la cual ha tenido un activo rol en la pandemia.

Estas elecciones serán distintas, pues cambió el sistema electoral. El directorio nacional tendrá una duración de tres años y estará compuesto por nueve integrantes y cada profesor/a podrá votar hasta por cinco candidatos de la misma lista (ver VIDEO con explicación). 

En marzo de 2020, antes que comenzara la pandemia, realizamos una entrevista al dirigente nacional del Colegio de Profesoras y Profesores, Eduardo González Navarro, quien encabeza la lista “Arriba Profes de Chile, con Autonomía y Dignidad”, la cual busca dirigir el magisterio por los próximos años y ponerse a disposición de la construcción de un Movimiento Pedagógico a nivel nacional. Eduardo es Profesor de Historia y Cs. Sociales por la Universidad de Valparaíso; Magíster en Educación por la Universidad de Chile y Vocero Nacional del Movimiento por la Unidad Docente (MUD).

En esta entrevista conversamos sobre la situación que enfrentan las trabajadoras y trabajadores de la educación en Chile; el proyecto que representa la Lista “Arriba Profes de Chile” y el programa para la educación; su visión de articulación con los demás trabajadores y trabajadoras de la educación; el balance respecto a la última administración del Magisterio y el rol del Colegio de Profesoras y Profesores en la Revuelta Popular.

Javier Pineda: Estimado Eduardo, muchas gracias por la entrevista. Para partir, quisiera preguntar por cual es la situación actual que enfrentan los trabajadores y trabajadoras de la educación en Chile, en especial, las profesoras y profesores del país.

Eduardo González: Gracias por la entrevista y por el interés de ustedes. Yo diría que la situación de los trabajadores de la educación se define con tres elementos centrales. Lo primero, tiene relación con el impacto de las políticas privatizadoras impulsadas por los gobiernos de derecha y de la Nueva Mayoría. Fundamentalmente, hay dos proyectos que son de gran impacto para los profesores en particular, uno de ellos es la carrera profesional docente que activó una paralización de más de 50 días en el 2015, y en el segundo, es la nueva ley de educación pública.

¿Por qué son importantes estas dos leyes hoy en día? Porque la plataforma de lucha de la post- dictadura e, incluso, en plena dictadura hasta la coyuntura de la movilización 2014- 2015 se construyó entorno a tres ejes: (i) demandas laborales, reivindicativas, salariales, condiciones laborales;(ii) desmunicipalización de la educación porque te habla de un proyecto de educación pública, y; (iii) la necesidad de una carrera profesional docente que revalorara el ejercicio de los profesores y profesoras.

Hoy nos encontramos que desde el poder se impulsó una desmunicipalización y una carrera profesional docente, a nuestro juicio, desde una perspectiva privatizadora. Pero. ¿qué ha significado esto? La lectura que nosotros tenemos es que la organización del Colegio de Profesores está enfrentando un vacío programático: no hay una agenda de lucha de mediano y largo plazo. Porque las dos demandas estratégicas que vienen desde los ochenta y los noventa, hoy te las dieron, de forma privatizadora, pero te las dieron. Y eso significa una gran amenaza para el gremio, porque razones por luchar siempre van a existir, pero las luchas hoy en día estánsolamente limitadas a aspectos reivindicativos como el salarial y por mejores condiciones de trabajo, porque no hay una agenda clara. 

JP: ¿Cuál es el programa que ustedes plantean como Lista “Arriba Profes de Chile” ante la ausencia de una agenda clara?

EG: Nosotros estamos planteando dos elementos que son centrales distintivos de las otras listas.Lo primero, es queeste vacío histórico está acompañado de una fragmentación en el mundo de los trabajadores muy fuerte.Hoy menos del cincuenta por ciento de la fuerza laboral docente está en el sector municipal, que representa el Colegio de Profesores, mientras que el grueso de la fuerza laboral docente está en el sector privado, particular subvencionado, fragmentado en organizaciones del Ministerio de Educación, etc.

Por eso, desde ahí, nosotros planteamos que la tarea fundamental de hoy en día es construir un frente nacional de trabajadores y trabajadoras de la educación como expresión unitaria del mundo sindical privado y municipal como Colegio de Profesoras y Profesores, incluyendo también a trabajadoras y trabajadores de la Agencia de Calidad y de la Superintendencia de la Educación. Para nosotros es una tarea que tiene que marcar un antes y un después en términos de organización del magisterio. Pero ese frente de trabajadores debe tener un soporte en función de un proyecto común por el cuál luchemos y ese proyecto es lo que nosotros estamos proponiendo: la superación programática y reconstrucción de una nueva educación pública, por tanto, es un proyecto educativo para un nuevo Chile, es un proyecto pedagógico para un nuevo país que debe ser la plataforma programática transversal entorno a la cual se debe articular el frente de trabajadores y trabajadoras de la educación.

JP: A partir de esta articulación del frente único de los trabajadores y trabajadoras de la educación. ¿Cuáles son los actores principales que ustedes ven para la construcción de este frente? Y por otro lado, respecto a la construcción de esta nueva educación pública, ¿cómo ven las relaciones con otros actores del mundo de la educación que no son trabajadores sino principalmente estudiantes, tanto secundarios como universitarios para ese proceso?

EG: Los actores fundamentales para nosotros tienen que ver hoy en día con el sindicalismo que está en el sector particular subvencionado. Para nosotros, es sustantivo que ese sector del magisterio esté en el frente de trabajadores y las organizaciones que están constituyéndose en sus asociaciones de funcionarios como ocurre con los trabajadores del Ministerio de la Educación, la Agencia y la Superintendencia de Educación. Estos son los actores fundamentales del mundo del trabajo que debiesen ser el soporte inicial del frente.

Con respecto a las y los estudiantes, nosotros hemos tenido varios vínculos y estamos tratando de apoyar bastante a los compañeros de la ACES. Creemos que esta idea del nuevo proyecto educativo no es solo una tarea de los trabajadores de la educación, sino que tiene que ser una reconstrucción en una lógica de comunidad educativa y, ahí, los actores secundarios son fundamentales.

JP: ¿Quiénes componen la lista “Arriba Profes de Chile”?

R: Nuestra lista está compuesta por el Movimientopor la Unidad Docente (MUD), Movimiento Amplio por un Nuevo Colegio (es una organización que opera solamente dentro del gremio), sectores de profesoras y profesores jubilados y colectivos de base fundamentalmente.

JP: En las elecciones anteriores enfrentaron a través de una lista de la “disidencia unida” a las dirigencias del Partido Comunista, quienes llevaban varios años dirigiendo el Colegio de Profesoras y Profesores. ¿Cuál es el balance que realizan respecto al último periodo y porquéen estas elecciones consideran que es necesario disputar proyectos de forma separada?

EG: El 2016 hicimos una apuesta. La evaluación es positiva en el sentido de que teníamos que generar un esfuerzo unitario lo más amplio posible para sacar a la Nueva Mayoría de la conducción del gremio y se logró ese objetivo. En torno a ese objetivo, impulsamos un programa que se ha implementado en gran medida, pero nosotros creemos hoy en día que la tarea fundamental es constituir una fuerza, una corriente al interior del magisterio, con un proyecto mucho más claro, con una lógica transformadora que supere la perspectiva gremialista.

Nosotros creemos y nos diferenciamos fundamentalmente con la posición oficialista, en primer lugar, porque creemos que hay que fortalecer la organización desde las bases, con escuelas sindicales, formación de cuadros pedagógicos y no solamente con una política que opera desde arriba como una superestructura. En segundo lugar, nosotros creemos que la fuerza del gremio debe estar, en términos de alianza estratégica, orientada al mundo del trabajo, a las bases trabajadoras, no solamente en el sector de la educación, sino que con trabajadores portuarios, mineros, etc., es decir, mucho más allá del sindicalismo del aparato público.  Necesitamos construir una amplia alianza desde el mundo del trabajo, incluyendo a los sectores productivos, y eso nosotros lo tenemos presente para desarrollar un proyecto distinto.

Finalmente, sostenemos que no basta con un programa o definición de política de alianzas, sino que también con otra practica, lógica y forma de hacer las cosas puesto que hoy existe un personalismo extremo en el gremio que devalúa el trabajo colectivo. El sindicalismo del siglo XXI para el magisterio, sobre todo en esta coyuntura nacional, requiere de una dirección colectiva que potencie al gremio, profundamente dialógica y tolerante con las distintas corrientes que conviven para desde ahí crear una correlación de fuerza en donde todas y todas empujemos hacia un mismo objetivo que hoy pasa por levantar un Programa por la Reconstrucción de la Educación Pública, cuestión que supone definir a la educación como un derecho social fundamental, es decir, un programa desmercantilizador en todos los planos y niveles de la educación.

JP: Este proceso eleccionario, sin lugar a dudas, está atravesado por la Revuelta Popular. ¿Cuál que es el rol del Colegio del Profesores en esta revuelta popular y en el proceso constitucional institucional? Y, por otro lado, ¿cuál es el rol del Colegio de Profesores en este proceso constituyente y proceso de acumulación de fuerza social y popular?

EG: Nosotros entendemos que la labor desde los profesores y profesoras hoy en día es tener un rol muy activo, en términos de organización, en términos de pedagogía constituyente, en dos dimensiones: en su expresión social y de alianza con otros actores en la movilización, y en su expresión interna, en la disputa de las ideas desde el interior de la misma organización.

Por lo tanto, nosotros creemos que el magisterio tiene que participar activamente desde la Asamblea Popular Constituyente y respaldar candidaturas a la Convención mandatadas por un programa que emerjan desde el mundo social popular. Nosotros creemos que hay que fortalecer, en términos de largo plazo, una “fuerza constituyente docente” que sea capaz de acumular mucha fuerza en este sentido de conducción de proyectos, de elevar capacidades de organización, de disputa de ideas que tácticamente se expresen en la coyuntura constitucional que vaya sentando las bases para mejorar las peleas que vienen en la refundación del país.

JP: Finalmente ¿Cuál sería el mensaje que le transmitirían para las profesoras y profesores que participaran del proceso eleccionario, desde la lista que ustedes representan?

EG: Hacemos un llamado a participar activamente, que se informen de los proyectos que están. Las elecciones son un escenario democrático donde se presentan proyectos, alternativas de trabajo.

Llamamos a que voten por la lista E, porque representa un recambio de las nuevas generaciones que venimos desde las luchas estudiantiles. Las otras listas ya han tenido la posibilidad de conducir el Colegio y se han mantenido y no hay cambio en la forma de trabajo. Lista E es votar por autonomía de clase y del gremio docente ante poderes que existen fuera de él; por trabajo colectivo, por descentralización y por el diálogo entre maestros con larga experiencia dirigencial y las nuevas generaciones de las cuales formamos parte.

Autor entrada: Convergencia Medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.