PPM Víctor Llanquileo: «hago un llamado humildemente a los hermanos presos políticos mapuche a seguir luchando por condiciones más dignas y libertad»

Desde la Cárcel de Arauko, luego de un traslado desde Ángol para estar más cerca de su madre, el Preso Político Mapuche Víctor Llanquileo Pilquimán realizó un comunicado público para agradecer los apoyos durante la huelga de hambre que se extendió por más de 120 días y hace un llamado a seguir luchando por condiciones carcelarias más dignas y por la libertad de todos los presos políticos mapuche. 

A continuación compartimos el comunicado:

COMUNICADO PUBLICO VICTOR LLANQUILEO PILQUIMAN LUEGO DE TERMINADA LA HUELGA DE HAMBRE.

Marri marri compuche. Inche Víctor Llanquileo Pilquimán pignen. Por medio de este documento público doy mis agradecimientos a los peñi que nos tocó enfrentar esta pasada huelga de hambre, gracias por entender lo colectivo, lo que corresponde a la nación mapuche. También mi agradecimiento a toda la gente que caminó de acuerdo a su condición, en especial a los weichafe, a nuestros familiares, a los chachay, pu peñi, pu lagmien, pu wenuy, pu pichi keche, autoridades ancestrales, lonkos, pu werken, pu machi, amigos, artistas, a las distintas ollas comunes de distintas poblaciones, hombres y mujeres de distintos pueblos que comparten esta gran lucha y a todos los que pusieron su sacrificio en esta batalla.

Debo reconocer que esta huelga ha sido una de las tareas más duras que me ha tocado enfrentar en la vida, pero es una prueba más. Debemos entender que no somos el único pueblo indígena, ni el único pueblo oprimido de América o del mundo que está en lucha por sus derechos territoriales. Son muchos esos pueblos con los que compartimos anhelos de liberación. Aquí en Chile nuestros antepasados nos dejaron un camino trazado y somos nosotros a los que nos tocó hacer frente al estado con su gobierno de turno y al poder económico que tiene intereses en el Wallmapu.

El gobierno de turno ha actuado de forma clasista y racista, nos intentó quebrar la moral de distintas formas, hoy sacarán cuentas alegres, porque según ellos no entendieron lo que pedían los presos políticos mapuche en la huelga, o sea, no entendieron el tratado internacional, siendo más puntual el Convenio 169 de la OIT que fue firmado por el estado de Chile. Pero como la clase dominante además de estar corrompida ha perdido la moral y la vergüenza en conjunto con el ejecutivo para intervenir los tribunales y todo lo que sea a su favor, ha optado por que se le ofrenden vidas, ojos, violaciones, torturas etc., para ceder algún pequeño derecho, eso era lo que querían en esta huelga, muertos; porque eso es lo que hacen con los pobres. No olvidemos que el 10% de los recursos que son de los trabajadores y que están en las AFP no lo entregaron gratis.

Hoy como preso político recluido en la cárcel de Arauko, estoy por cierto un poco más cerca de mi madre y de la tierra que me vio nacer. Sin olvidar a mucha gente con una calidad humana a toda prueba de la zona de Malleko, dejo la cárcel de Angol, con la tranquilidad de haber hecho los aportes en los momentos oportunos, siempre de frente y buscando condiciones más dignas para los presos políticos mapuche del futuro y con ello tratando de contribuir con el anhelado sueño de la liberación nacional mapuche. Y me voy más tranquilo aún sabiendo que otros hombres continuarán con esa tarea.

Yo acá en Arauko sigo con el mismo convencimiento de siempre, haciendo frente al encarcelamiento de 21 años de condena; el estado de Chile quiso mostrarme como ejemplo a los mapuche que ven la lucha como el único camino que nos queda frente a las injusticias, el despojo, el empobrecimiento, por falta de tierras para trabajar, la tortura de muchos de los nuestros, sin olvidar nuestros muertos más recientes, ni tampoco la pacificación de la araucanía donde nos desaparecieron casi por completo a fuego y balas, donde quemaron casas o rukas con familias completas, según relatos de mis abuelos. No hemos olvidado la historia, hoy también sacamos cuentas y se nos engrandece el piuke de saber que la lucha continúa con más fuerza en distintos territorios, distintas expresiones, eso como preso político mapuche nos alimenta el alma y nos llena de orgullo y por mientras tengamos claros nuestras mentes y nuestro camino, no estamos vencidos, y que el estado de chile tenga en cuenta que mientras no haya justicia no habrá paz.

Algún día hombres y mujeres del weichan verán que el frío, el hambre, las lágrimas, el sudor, el dolor, valió la pena porque avanzamos, eso sin duda y miraremos el camino recorrido a nuestros descendientes con la frente en alto, no somos hoy quienes juzgaremos si hicimos bien o mal, de eso será responsable la historia, y los que hoy juzguen que lo hagan con la madurez política, con altura de miras y consecuencia.

Como preso político les envío un saludo a todos los indígenas y oprimidos de Latinoamérica y del mundo que están desarrollando sus procesos a tener el aguante, la fuerza y la estrategia para seguir avanzando.

También hacer un llamado humildemente a los hermanos presos políticos mapuche de distintas cárceles a seguir luchando por condiciones más dignas y libertad, artículo 10 n°1 y 2° del Convenio 169 de la OIT.
1. Cuando se impongan sanciones penales previstas por la legislación general a miembros de dichos pueblos deberán tener en cuenta sus características económicas, sociales y culturales.
2. Deberá darse preferencia a tipos de sanción distintos del encarcelamiento.

El convenio 169 de la OIT fue ratificado por el estado de Chile, registrada por la OIT el 15 de septiembre de 2008 de conformidad con el artículo 38 entrando en vigencia el 15 de septiembre del 2009.

No confundir CET como la libertad. Porque aunque la jaula sea de oro, sigue siendo jaula.


TERRITORIO, AUTONOMÍA Y LIBERACIÓN NACIONAL MAPUCHE 
AMULEPE TAIN WEICHAN
MARRICHIWEW

Desde la cárcel de Arauko, PPM Víctor Llanquileo Pilquimán

0 0 vote
Article Rating
Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Suscribete
Notifíicame de
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments