Organizaciones sociales exigen Libertad de Comandante Ramiro y defensa realiza presentación a la ONU

Las organizaciones e individualidades firmantes al final de este texto, declaramos lo siguiente:

Nuestro manifiesto apoyo y adhesión a la Denuncia que a nombre de  Mauricio Hernández Norambuena- Ramiro  se presenta hoy ante el Comité de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Su fundamento encuentra razón en que en nuestro país no existe Justicia, y la actual situación judicial y carcelaria de Ramiro, es solo un ejemplo en los incontables casos de aberraciones judiciales, en donde el Estado de Chile se ensaña con los/as luchadores sociales.

La denuncia tiene por finalidad que el Comité de DDHH de la ONU, reconozca que el Estado de Chile ha violado Derechos Humanos esenciales, consagrados en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en particular, el derecho a ser oído por un tribunal independiente e imparcial, El Derecho a la Libertad y seguridad Individual  durante la entrega de parte de Brasil a Chile de Mauricio y la determinación de la pena que debe cumplir en nuestro país, condenándolo a cumplir 27 años de privación de libertad por el ajusticiamiento de Jaime Guzmán (ideólogo de la ilegitima Constitución de Chile 1980) y el secuestro de Christian Edwards( hijo del dueño de “El Mercurio”, periódico cómplice de la dictadura y del actual gobierno).  Sin considerar los casi 17 años que estuvo en prisión preventiva en  Brasil para efecto de la extradición, solicitada por Chile y  que por lo demás  incidió directamente en la forma cruel e inhumana en que Mauricio Hernández cumplió su condena por delito cometido en Brasil.

En la actualidad, y debido a sus condiciones carcelarias en las que cumple su condena en Chile, caracterizada por el encierro por 21 horas diarias, con visitas restringidas solo a familiares directos, sin posibilidad de tener visita conyugal, en pasillo con tan solo un interno que cumple funciones de mozo y en donde podrían convivir siete internos, debe ser el único preso en chile que es vigilado permanente por a lo menos dos gendarmes durante todo el día. Lo anterior,  infringe la prohibición de la tortura y se vulnera su  Derecho como  persona privada de libertad de ser tratado dignamente.

Hoy acompañamos al Comandante Ramiro en este camino por conseguir justicia,  y así terminar con las violaciones a sus Derechos Humanos, sendero que recién comienza  y en donde nuestro apoyo , organizaciones  y personas partes del pueblo es vital para conseguir que nuestro Ramiro pise las calles nuevamente. Decidimos acompañarlo,  porque casi toda su vida la ha dedicado a luchar, primero en la resistencia contra la dictadura, luego con la claridad que pocos/as tuvieron, señalando que el arcoíris colorido de la “democracia” que se instauraba en los 90 en Chile, no era más que  el disfraz que la institucionalidad  impuesta por el régimen dictatorial debía vestir para legitimarse y perpetuarse. Fue apresado  en 1993 y tres años más tarde rescatado en helicóptero, y coherente con sus convicciones, continuo como internacionalista combatiendo en Latina América.

En la actualidad en Chile, se indultan a violadores de Derechos Humanos, los condenados por las graves aberraciones ocurridas en dictadura cumplen condenas en hoteles penitenciarios, en  situación de comodidad y lujo impensables para  la mayoría de la población penal nacional. Demostrando el trato discriminatorio y ensañamiento para con Mauricio Hernández, al  mantenerlo cumpliendo su condena en condiciones crueles e inhumanas, que configuran el régimen  situación constatada por profesionales de la salud.

Hoy en Chile miles de connacionales han sido imputados/as  y mantenidos/as  en prisión preventiva a raíz del estallido social, sin embargo no existen miembros de las fuerzas policiales que estén cumpliendo dicha medida cautelar por las graves violaciones a los Derechos humanos cometidas en este periodo, muertes, torturas, violaciones y cientos de daños oculares severos  no tienen responsables aún.

Por todo lo anterior es que afirmamos que en Chile no existe Justicia, ni para Ramiro, ni para los presos/as políticos/as del Estallido social, y  lo que nos queda es exigirla en instancias Internacionales, en este caso ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU para que reconozca en la condena chilena, los casi 17 años de prisión preventiva que estuvo en Brasil para efectos de la solicitud de extradición del Estado Chilena.

¡ABONO ES JUSTICIA!

 ¡LIBERTAD A MAURICIO HERNÁNDEZ NORAMBUENA- RAMIRO!

¡FIN AL RÉGIMEN CARCELARIO DE TORTURA!

Autor entrada: Convergencia Medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.