Venezuela | Kevin Rangel: «no perdonan, no quieren que se muestre al mundo, un sistema distinto, alternativo, que es eficiente, que atiende en concreto la salud de la gente, y que pueda salir fortalecido de esta batalla»

Por Simón Fuentes

¿Cómo enfrentan los pueblos y sus organizaciones la pandemia? Es lo que nos preguntamos para sacar entrevistas y notas de distintas organizaciones latinoamericanas que están realizando un importante labor para impedir que aumenten los contagiados y muertos en nuestro continente. Comenzamos con esta tarea entrevistando a Kevin Rangel, coordinador nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (CRBZ), organización político – social venezolana.

Nos puedes contar la situación de Venezuela, es decir el momento político que estaba viviendo, antes de la llegada del Coronavirus.

Previo a hablar de la situación de Venezuela, debo decir, en primer lugar, que esta situación tiene paralizado al mundo y nos tiene a todos en distintas perspectivas, todos  pensando en cuáles son las transformaciones que van a haber, en el mundo, a partir de la superación de esta pandemia. Lo segundo, es que hoy está la disputa entre  quienes defendemos la vida, en quienes defendemos la humanidad, quienes nos preocupamos por su continuidad y quienes les importa más sus negocios, sus empresas, quienes han mostrado el rostro más miserable del neoliberalismo, que no les importa la gente, los pueblos, y cómo se van derrumbando falsas caretas del modelo que ha existido  en el orden mundial.

Sobre la situación política de Venezuela, contar que venimos enfrentando una agresión contra nuestra soberanía, nuestra independencia, contra nuestro modelo de democracia desde hace muchos años, la revolución bolivariana siempre ha sido amenazada, pero ha tenido momentos de mayores estabilidad, de mayor tranquilidad, pero desde el 2013, con la desaparición física del comandante Chávez, el imperialismo se lanzó a una ofensiva contra la revolución y contra los avances, reflejadas en distintos proyectos, no solo a nivel país, sino también en los avances de unidad latinoamericana, de construir articulación de los gobiernos y los pueblos, lo que permitiera ir construyendo un bloque contrahegemónico al imperialismo norteamericano en el continente.

El imperialismo ha sabido leer el momento, las debilidades de las fuerzas revolucionarias, progresistas en el continente (la traición del gobierno de Lenin Moreno, el Golpe de Estado en Bolivia) y que se ha lanzado en una dinámica muy violenta para los pueblos para imponer y reforzar su modelo neoliberal en el continente.

El nivel más alto de agresión fue en enero de 2019, cuando proclaman  a un diputado de la Asamblea Nacional, Juan Guaido, como presidente encargado de Venezuela. A partir de ahí se convierte en la ficha de la inteligencia y el gobierno de los EE.UU.; coloca un agente directo para que cumpla sus órdenes. Lo que nos trajo un escenario de violencia que el 2019 logramos controlar, en parte porque ellos no son un bloque homogéneo, sino que lo que reina ahí son intereses económicos, sus negocios, que los debilita internamente. Pero ese plan ha arrojado el robo de miles de millones dólares a la nación venezolana, se han apropiado de activos internacionales de Venezuela, para beneficiar al imperialismo norteamericano a cambio del beneficio personal, eso es lo que representa este sector de la derecha venezolana, y están los resultados de lo que han hecho, se robaron la plata de la supuesta ayuda humanitaria, se robaron los recursos de Citgo, se robaron una empresa en Colombia, Monómeros, que producía fertilizante para la producción agrícola para Venezuela, ahora desaparecieron 9 millones de dólares que iban, supuestamente, para combatir el Coronavirus, cosa que no existe, no está, se lo robaron también, un gran negoció, montado con un parámetro de supuesto plan de gobierno de transición. Frente a eso nos enfrentamos, previo a la pandemia, y más bien la pandemia viene a incorporarse a la situación política.

Previo a que se declarará  la emergencia del coronavirus de una u otra manera, veníamos  avanzando en un proceso de estabilidad política, el bloque contrarrevolucionario, antipatriota y pro imperialista había sido derrotado moral y políticamente, estaba y hoy se mantiene en una situación muy compleja, tiene un debilidad muy grande, lo que se expresa en que dos días antes de que fuera declara la emergencia nacional, habían convocado a una movilización nacional para protesta en todo el país, cosa que les fue muy mal, ya no tienen la misma capacidad de convocatoria.

Frente a eso, el gobierno venía avanzando en el desafío principal, que es resolver la estabilidad económica del país. La economía ha sido muy golpeada por el bloqueo y las sanciones, que son en un alto porcentaje, las que explican que seamos un país que no puede acceder tan fácil a la compra de productos para atender las necesidades básicas del pueblo venezolano, empezando por la comida, la medicina, también ha afectado en la obtención de materias primas, herramientas y maquinaria para la producción nacional. Frente a eso llega la situación de la pandemia mundial, y el gobierno venezolano toma tempranamente medidas que han tenido mucho efecto para detener la expansión de la pandemia en el país.

¿Cuáles han sido las medidas del gobierno frente al Coronavirus? ¿Qué efectos ha traído?

En primer lugar, resaltar que han sido acertadas y eso es lo que ha permitido es que haya un control sobre la situación, que nos permita, que ha logrado hasta hoy que el sistema de salud no colapse.  El sistema de salud, pese a que se ha ido debilitado, por las sanciones, es una de las principales fortalezas desde el inicio de la revolución bolivariana, y que ha permitido poder sortear y encarar la lucha contra la expansión del coronavirus en Venezuela de manera muy eficiente.

Hasta ahora la cuarentena nacional que ha estado marcada por una gran conciencia del pueblo venezolano frente a esta situación, y que ha sido acatada de manera cabal por éste. El otro elemento que tiene que ver con cómo se ha ido atendiendo, los beneficios del sistema de salud publico venezolano, y el sistema para la ubicación de los casos sospechosos y poder hacerle el descarte, tiene que ver con el sistema del carnet de la patria, que es un sistema que se construyó para hacerle frente al bloque, y un programa de distribución de alimento que a través de los Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP) que se construyeron en medio de todas estas sanciones y bloqueas. Ese sistema hoy está permitiendo por vía electrónica, a través de Internet, que la gente pueda informarle al Estado, si presenta algunos síntomas y qué síntomas, inmediatamente eso se trasmite al sistema de salud, al territorio y se está atendiendo territorialmente, entonces va a al médico a la casa de esas personas para chequear que se esté, qué síntomas presenta; así se ha ido detectando varios casos, si han salido del país recientemente, que síntomas, un conjunto de preguntas que le ha permitido al gobierno ir identificando los casos sospechosos.

Otro medio de combate a la expansión, a la propagación del coronavirus, para evitar el colapso del sistema de salud, creo que ha sido muy efectiva, frente a los destres que tenemos, por ejemplo, en Colombia, Brasil, Ecuador donde la gente anda muriendo en la calle, e que todos los pacientes que están con positivo de COVID19, están siendo atendido con todos los tratamientos de manera gratuita, no se está cobran el tratamiento a ningún paciente, así este en una clínica privada. Hace poco el gobierno decretó que todos los que están siendo, ciento sesenta y algo –no tengo la cifra actualizada- deben estar en los cuidados intensivos para evitar la propagación local. Creo que nosotros, para redondear esta idea, hasta ahora tenemos un control de la situación de la pandemia que nos abre las posibilidades de que pronto podamos pasar a otra fase donde pueda recuperarse la cotidianidad de la vida de manera supervisada, controlada, pero ya con mayor movimiento de la gente para llevar la reactivación del aparato productivo del país.

Pienso que el gobierno bolivariano ha dado una muestra de la diferencia de un modelo neoliberal, a un modelo que piensa en la vida en la gente, que se preocupa por la salud del pueblo en medio de toda la situación de agresión, bloqueo y sanciones que han incrementado en medio de esta lucha por la pandemia. La locura del imperialismo y de las elites que no perdonan, no quieren que se muestre al mundo, un sistema distinto, alternativo, que es eficiente, que atiende en concreto la salud de la gente, pueda salir fortalecido de esta batalla. Ellos quieren, sueñan con ver a una Venezuela en un caos, sumergida en una pandemia que acabe y arrase con la población venezolana, cosa que aquí no va a pasar, aquí hay un gobierno revolucionario bolivariano que está atendiendo, que está al frente, dando la batalla con el movimiento popular, con el pueblo organizado, la unidad cívico militar que ha sido parte de la fortaleza de esta revolución.

Sabemos que el gobierno venezolano tiene, o intenta,  mantener una coordinación con las organizaciones sociales y políticas populares, ¿cómo se ha desarrollado esa coordinación entre gobierno y fuerzas políticas-sociales?

Las coordinaciones entre gobiernos y las fuerzas políticas – sociales pienso que ha estado, se han ido fortaleciendo en los últimos tiempos de manera de encarar la agresión contra el país, para garantizar la paz, la continuidad de la democracia en Venezuela, y de frente la soberanía. Hemos avanzado mucho en los últimos tiempos, y en medio de esto ha sido un factor importante en el territorio, principalmente que es donde esta podemos articular de mejor manera todo el movimiento social político revolucionario, las fuerzas militares, el gobierno local, todos hemos venido trabajando de manera, en unidad parta combatir y enfrentar el tema de la pandemia. Hay articulaciones que se viene fortaleciendo cada vez más, para esto y bueno para las grandes tareas y desafíos.

De pronto faltaría avanzar, seguir profundizando la articulación para los grandes temas, de pronto estratégico, de consulta, de debate, pero bueno tenemos una situación a la que hay que encarar y estamos dándole frente, estamos articulados gobierno bolivariano, las instituciones, los gobiernos locales, con poder seguridad, los ministerios, el movimiento popular social y el sistema de salud para enfrentar esta situación.

En el caso nuestro -siguiendo esa misma pregunta- como organización, nosotros también tenemos responsabilidad ahí, porque tenemos la responsabilidad de una alcaldía en un municipio de frontera, tenemos un compañero que es militante de la organización y miembro de la dirección nacional, que por su liderazgo en el territorio, en el Municipio Páez, en el Estado de Apure, por el departamento de Arauca, hoy es alcalde por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). La militancia social nuestra (la Corriente), la alcaldía, el gobierno, estamos construyendo con mucha iniciativa, con mucha creatividad y voluntad atendiendo toda esa situación en la frontera que es donde, en los próximos días, va a ser mucho más compleja, porque se están regresando un montón de compatriotas que estaban en Perú, en Chile, en Ecuador, en Colombia, que vienen de regreso por toda esta situación, lo gobiernos neoliberales que los convocaron, que los sedujeron, para mejorar su situación económica hacia aquellos países, después de haber bloqueado al país (Venezuela), después de haber agredido de una manera brutal la economía venezolana, ahora los expulsan porque no les van a garantizar ni la salud ni la vida, sino que van a priorizar en sus ciudadanos es el rostro verdadero del neoliberalismo, que además en esta pandemia ha mostrado sus características y rasgos xenófobos.

La CRBZ tiene una línea política que pone acento a las Comunas, ¿cómo les ha afectado la pandemia? ¿Qué acciones de solidaridad, a nivel de pueblo, se están desarrollando ante esta situación?

Estamos en un momento de reflexión en cómo construir formas -en medio de esta situación de emergencia- de funcionamiento distinto, de ejercer la democracia, porque en lo que ha afectado es en el ejercicio de la democracia directa, la democracia protagónica que representan las comunas, que representan las instrumentos organizativos del pueblo, que se han construido en revolución.

Ha sido un elemento fundamental en el ejercicio de esa democracia, no solo porque no se permite la concentración de gente, no se permite la movilización, las asambleas masivas, las luchas, que es un elemento bastante importante del movimiento social y las comunas, sino también el ejercicio de las decisiones de la democracia, que es un primer componente, la posibilidad de la participación de la gente, por eso lado ha afectado mucho.

Pero estamos adaptándonos a esta situación y repensando para poder funcionar, poder atender las luchas de la gente en medio de esta situación, es decir, como nos quedamos en cuarentena, pero no en silencio,  no nos quedamos en casa inmovilizados, sino desde ahí como articulamos los procesos de lucha, de acompañar, que es un elemento que se ha desarrollo mucho en estos días, la solidaridad.

Bueno, un elemento que se ha desarrollado mucho en estos días –como te decía- es el elemento de la solidaridad. Es decir, cómo se atiende a las familias más vulnerables del barrio, en el territorio, en la comuna, en le cómo atenderlo en medio de todas las precaridades que tiene el proceso y las limitaciones de movimiento. Cómo fortalecer lo local, el barrio, el radio de acción del dirigente, el radio de acción del autogobierno de la comuna, cómo la comuna y el territorio se articulan para incorporarse al plan nacional de emergencia (promovido por el gobierno) y combate contra la pandemia.

Profundizando en eso, hemos desarrollado la entrega de alimentos a las familias más vulnerables y el  fortaleciendo la atención médica para estos sectores. Nosotros hemos venido trabajando la Red Popular de Ayuda Solidaria, que ya venía funcionando hace un tiempo, para enfrentar las acciones de bloqueo que atentan contra la economía nacional. Desde ahí se vienen organizando acciones, como la organización de las costureras para la elaboración de tapa bocas [mascarillas] artesanales y ser distribuidas a las familias que no tienen para comprar una, se ha ido desarrollando con los materiales que se dona, que se consiguen, que se reciclan; la atención con alimentación, desde las escuelas se han ido activando los comedores populares, todas las escuelas bolivarianas, que son las mayoritarias del sector público, tienen comedores, y ahí tienen reservas de alimentos que se han ido utilizando para darles alimentación a la familia más vulnerables,  y el otro componente es el tema de la producción, estamos organizados desde ya, para la producción ahora del invierno -acá en Venezuela el campesino produce mucho en la época del invierno-, que es la época de cereales y leguminosa y algunos granos y otros rubros, pero principalmente el más fuertes son esos, y estamos ya en el proceso organizativo para garantizar la producción.

En esta situación de pandemia, los EE.UU. han puesto recompensa al Presidente Nicolás Maduro y otros funcionarios y ex funcionarios del gobierno, y ha movido tropas. ¿Cuál ha sido su reacción frente a este hecho? ¿Qué medidas están tomando?

Pienso que si algo tiene la revolución bolivariana es que se viene preparando para defender la soberanía de Venezuela. El año pasado, fue un año, que nos permitió avanzar muchísimo en la organización del pueblo y los planes para la defensa de la soberanía y estamos -más allá la consigna- dispuestos como pueblo a resistir, para defender de toda acción invasora del territorio nacional, replegarlos de nuestra patria, y sino moriremos defendiéndola.

El pueblo ha construido grandes fortaleces junto al gobierno. La unidad cívico-militar es un componente y una fortaleza enorme para la soberanía y para la defensa, por eso los gringos saben, -creemos nosotros-, que estás en un momento de elevar al máximo la presión hacia Venezuela, buscar, explorar las debilidades de la revolución, en medio de la pandemia, donde el pueblo, las fuerzas armadas, el gobierno, todos estamos volcados a la tensión de frenar la propagación del coronavirus en Venezuela. Por eso esas sanciones y denuncias, supuestamente legales que hace el imperialismo, que no son otra cosa que operaciones de guerra jurídica, eso lo hicieron contra Irak, después nunca aparecieron las armas de destrucción masiva, es criminalizar a la dirección, a los que están al frente del gobierno bolivariano, para justiciar bloqueo, para evitar que organismo internacionales a nivel internacional presten ayuda económica, porque este “es un narcoestado”. Toda esa acción está escondiendo una gran verdad, que es que el mayor productor de droga a nivel mundial es Colombia, y ellos van a venir a combatir el narcotráfico a Venezuela, cuando el narcotráfico ahí es grandísimo y hasta tienen un presidente que salió electo gracias al financiamiento del narcotráfico.

El imperialismo está lanzado estas acciones, también, para encubrir el gran desastre y el mal manejo que le están dando a la crisis  del coronavirus en EE.UU., para ocultar eso, realizan ese tipo de acciones y pretenden en un momento de debilidad y dificultad, agredir a Venezuela, y desviar los ojos del mundo del desastre que están teniendo estos gobiernos colombiano y norteamericano.

Un elemento a destacar -es que en medio de esta pandemia-, en donde se ha centrado la principal agresión y donde se está concentrado el ataque de los gringos es en el tema del combustible. En el cómo bloquear el acceso a combustible a Venezuela, para lograr paralizarla. Por eso las sanciones, los bloqueos a embarcaciones que traer aditivos para la elaboración de gas de combustible, porque  eso nos  colocaría en una situación mucho más compleja, de paralización total del país, porque no habrá combustible para la distribución de alimentos, para la producción, para la industria, para asegurar la electricidad, nos llevaría a un caos, colapso, cosa que nos estamos organizando y resistiendo para enfrentar una situación de ese tipo, dando prioridad al combustible, para los sectores más prioritarios: salud, seguridad y alimentación, que esas cosas estén siempre. Pero los gringos cabalgan hacia un bloqueo naval total, que permita entonces cerrar el ingreso de combustible y aditivos para la elaboración de combustible en el país.

Pero aquí estamos muy alertas, muy atentos, organizados para defender en medio de la situación más compleja que tenemos, defender la patria, no tenemos otra opción.

¿Cómo crees que afecté una invasión a Venezuela a América Latina? ¿Ven la posibilidad de que el conflicto arrastre a toda la región?

Simplemente yo diría que se cerrarían las esperanzas por un tiempo de cambios y vendría una ofensiva mucho mayor de la que estamos teniendo del neoliberalismo, de fortalecerse un proceso de dictadura en el continente, de imposición, de incluso una avanzada militar o de los factores militares sobre el continente.

Pienso que está más decir que afectaría el continente, o sea sería una catástrofe para el continente. Venezuela ha sido la punta de lanza en estos últimos años, conjuntamente con Cuba, de voces alternativas a la dominación imperialista norteamericana. Una invasión –como decía- sería una catástrofe para toda la región.

¿Unas últimas palabras, para nuestros lectores?

Desde aquí seguimos la misión estratégica, el proyecto de alternativa y unidad latinoamericana que el comandante Chávez diseñó. Estamos enfrentando esta agresión del neoliberalismo y la pretensión de imponerse como hegemonía los modelos neoliberales en el continente y esa va a ser la disputa después que pase la pandemia. O sea, qué rumbo va a agarrar el mundo, la humanidad, hasta dónde es posible que los gobiernos se sigan debilitando, las democracias se sigan debilitando y se siga avanzando al control y la hegemonía y al poder de las grandes corporaciones del capital

0 0 vote
Article Rating
Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Suscribete
Notifíicame de
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments