Presidente de Central Clasista: Pulso Sindical Diario – 23 de abril 2020

1.- Como organización sindical participamos de la fundación de la central unitaria en agosto de 1988 y, como representante de mi confederacion, me tocó asumir cargos de responsabilidad en su directorio, durante varios años. Conocemos por lo tanto muy bien cómo funciona la máquina por dentro.

Por años nos jugamos por hacer cambios desde el interior y descubrimos que eso no es posible, mientras la institución siga siendo rehén de fuerzas que operan y ordenan desde el exterior, fuerzas que en su mayoria no son parte de las organizaciones afiliadas.

La aceptación definitiva del seguro de cesantía en el 2002, que permite a los patrones descontar su aporte al mismo, en caso de despido con indemnización (alrededor del 20% del total a recibir por el trabajador) más las reformas del 2001, fueron el indicador definitivo de que la CUT había entregado la oreja al sistema. Y así viene siendo hasta ahora.

Por eso nos pareció un acto mínimo de consecuencia, enviar una carta abierta a la organización noruega que entregó un estímulo a la CUT – en la persona de su presidenta – diciendoles que dicho estímulo no lo merece está organización debido a su pasividad ante el actuar de los gobiernos social demócratas y la renuncia a defender los derechos de los trabajadores.

La sola lectura de las reformas hechas por Bachelet y la nueva mayoría vigentes en la actualidad, y que incluyen acuerdos para el trabajo fuera de la empresa (teletrabajo) además de poder pactar la jornada semanal en 4 días, deja claro que, en esta pasada, los noruegos cometieron un tremendo error y es una obligación exponerlo.

2.- Se acerca un nuevo Primero de Mayo y por todo Chile comienzan a prepararse distintas acciones, que dejaran en claro que nos mantenemos firmes en nuestras convicciones y dispuestos a seguir adelante, manteniendo en alto las demandas irrenunciables de los trabajadores.
Es momento de saludar todas y cada una de las acciones de propaganda cuyo objetivo principal es decir que ahí se está, pero con la misma fuerza debemos tener claro que eso es claramente insuficiente.

Este Primero de Mayo debe motivar a cada militante clasista para trabajar, con ahínco y sin descanso, en la entrega de propaganda que motive la construcción de sindicatos y otros instrumentos de organización.
No solo tenemos que abrir nuestras organizaciones para que muchos se eduquen en sus derechos, también tenemos que utilizar todas las herramientas de que disponemos para acrecentar la conciencia de clase.
No habrá rebelión ni revolución exitosa, si no hay millones de organizados involucrados en miles de acciones de todo tipo, tanto en sus lugares de trabajo como en sus barrios.

Este Primero de Mayo debe ser el inicio de la difusión del pliego de los trabajadores, instrumento que contenga las demandas mínimas de los asalariados, partiendo por la restitucion hasta del último peso que nos han quitado, desde el estallido social hasta la la pandemia en curso.

3.- Un llamado de atención e incluso anuncio de sanciones, se vienen haciendo a propósito de la utilización de muchas empresas del beneficio de la suspensión del empleo.

Como si nadie hubiera previsto que esto pasaría.

Por favor. Todas y cada una de las medidas que han tomado desde 1990 hasta la fecha, han ido casi en total beneficio de la patronal y por eso estamos como estamos.

Afortunadamente, el estallido social y la pandemia en qué nos encontramos ha mostrado a millones que solo la organización y la lucha nos restituira lo que nos han quitado.

0 0 vote
Article Rating
Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Suscribete
Notifíicame de
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments