Organizaciones sociales de trabajadores hacen llegar carta abierta a las/os alcaldesas/es por la suspensión de Programas Sociales.

Distintas organizaciones de trabajadores hacen llegar a las alcaldesas y alcaldes sobre la suspensión de los Programas Sociales ejecutados desde los municiopios. En su carta manifiesta: «Creemos que el camino para enfrentar la pandemia es robustecer las arcar municipales y no debilitarlas».

CARTA ABIERTA  A ALCALDES Y ALCALDESAS DE CHILE POR SUSPENSIÓN DE LOS PROGRAMAS SOCIALES EJECUTADOS POR LOS MUNICIPIOS

23 Abril 2020

Estimados/as alcaldes y alcaldesas:

            Como Federación de Trabajadoras y Trabajadores a Honorarios del Estado UNTTHE, que agrupa a sindicatos de servicios públicos en gobierno central, municipalidades y universidades del estado, queremos expresar nuestra gran preocupación y alerta por la situación en la que actualmente se encuentran las y los trabajadores  a honorarios del estado, producto de lo ocurrido con la suspensión del programa 4 a 7 de SERNAMEG que está arrebatando el trabajo a  1.200 trabajadores/as a honorarios del Programa ejecutado  en 178 comunas del país, principalmente por parte de municipios.

            Como ustedes saben, SERNAMEG emitió el oficio 141 del 15 de abril de 2020, donde establece la necesidad de “congelar“ la ejecución del programa por encontrarse cerrados los establecimientos educacionales, suspendiendo los contratos del programa a partir del 30 de abril. Lo anterior en el marco del plan de austeridad fiscal del gobierno, que busca redestinar US$2.000 millones para financiar ayudas para familias vulnerables y trabajadores/as informales, quitando para ello,  al menos US$500 millones  a los programas sociales.

Consideramos que esta es una medida contradictoria además de atentatoria contra los principios mínimos de seguridad del empleo puesto que irá en ayuda de parte de la población, dejando en la cesantía y vulnerabilidad a otra.

            Cabe recordar que el Programa 4 a 7 atiende a más de 10.000 mujeres y sus familias, promoviendo el fortalecimiento de su autonomía laboral y la prevención de la violencia de género, en momentos donde ésta ha aumentado considerablemente producto del encierro preventivo en los hogares. Por lo demás, tal como miles de trabajadores/as a honorarios en otras reparticiones, las/os profesionales del 4 a 7 han seguido desarrollando sus labores mediante teletrabajo y turnos éticos, reportando semanalmente desde el 23 de marzo, por instrucción del mismo SERNAMEG, por tanto, no existe justificación para la suspensión del mismo.

            Como trabajadores/as públicos/as precarizados/as del Estado, entendemos la merma económica que ha significado la pandemia para las arcas municipales y los efectos de ello en la comunidad. Solidarizamos con los llamados de alcaldes y alcaldesas al gobierno central a apoyar económicamente su gestión. Sin embargo creemos  que las y los trabajadoras/es públicas/os no podemos cargar finalmente con los costos de la pandemia y perder nuestras fuentes laborales. En ese sentido, valoramos a las decenas de alcaldes y alcaldesas que han manifestado su voluntad de no suspender los programas sociales debido a la relevancia que tienen estos en la ejecución de políticas públicas que van en directo beneficio a la comunidad, y que hoy pueden sin duda, ser readecuados a la emergencia para que los municipios puedan abordar de mejor manera la crisis sanitaria y social que hoy vive nuestro país. Creemos que el camino para enfrentar la pandemia es robustecer las arcar municipales y no debilitarlas, por lo que también creemos importante  que se adelante el FCM y de este modo permitir a los/las alcaldesas, seguridad económica para los gastos requeridos.

            Por nuestra parte hemos denunciado esta situación ante el gobierno mediante los ministerios atingentes, en el parlamento, a través de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados/as en conjunto con  ANEF, y hemos presentado un Recurso de Protección para revertir la medida que esperamos no sea el inicio de una seguidilla de cierres /suspensiones de programas que dejarán a miles sin sustento familiar, sin la seguridad de que éstos serán reintegrados y a otros miles de usuarios sin los servicios sociales que por ley debe otorgar el estado en el marco del respeto y protección de los derechos civiles y políticos de las y los ciudadanos.

            Esperamos que las asociaciones de municipalidades se pronuncien formalmente contra el oficio 141 y contra toda medida del gobierno central que signifique acabar con empleos y afectar la atención y apoyo a las comunidades locales pues esto implicará también, disminuir el nivel de profesionalización de los municipios, contradiciendo el plan de modernización municipal.

            Sin otro particular y esperando su apoyo y solidaridad, nos despedimos.

Autor entrada: Convergencia Medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.