Día 44 de la pandemia en Chile: Cuarentena en la medida de lo posible

En Providencia y Las Condes ya comienzan a funcionar peluquerías, barberías y tiendas comerciales en general. Los empleadores ya están viendo como abrir los malls. Ya se decidió que la economía es más importante que la vida de las personas y los proyectos de protección al empresariado en desmedro de las remuneraciones y derechos de los trabajadores le pusieron la lápida a esta situación. 23 mil empresas ya se acogieron a la ley que flexibiliza el seguro de cesantía, por lo cual más de 350 mil trabajadores se pagarán los próximos meses con sus fondos del seguro de cesantía. La mayoría de ellos recibirá aproximadamente la mitad de un salario mínimo dos meses.

Ante ello, aunque se quiera establecer un aislamiento social como recomendación, las personas deben trabajar para sobrevivir y si el Estado no se hace cargo de garantizar una renta básica para todas las personas es difícil obligar a alguien a que quede endeudado, lo echen de la casa arrendada o no tenga qué comer. “De qué me sirve usar mascarillas, si no tengo qué darles de comer a mis hijos”, reclama una señora desde los Bajos de Mena en Puente Alto.

Las cifras que anuncia el Gobierno demuestran un estancamiento en la curva, con bajos niveles de nuevos contagios y personas fallecidas. Pero todos dudamos de estas cifras. Espacio Público, centro de pensamiento chileno liderado por Eduardo Engels, a través de un informe criticó el informe epidemiológico publicado por el Ministerio de Salud el 13 de abril por una lectura errada que cambia completamente las conclusiones sobre las cuales se decidió levantar la cuarentena en varias comunas de la Región Metropolitana e incluso sobre las evaluaciones positivas que realizó el gobierno sobre el avance de la pandemia en Chillán y Temuco: mientras el gobierno concluyó que la cantidad de contagios esta última semana habían bajado, las mismas cifras del gobierno demuestran que aumentaron. ¿Cómo se produjo esto? Debido a que cambió la lectura de la información sobre los contagios: mientras antes se contaban los contagiados en la semana del diagnóstico, ahora comenzaron a contarlos desde los días que comenzaron a sentir síntomas.

Un cambio de lectura de estas mismas cifras hubiese significado mantener la cuarentena y extenderla a más comunas. Sin embargo, el Gobierno acomoda la lectura de las cifras para anunciar mediáticamente que lo está haciendo bien. Miente, miente, que algo queda. Jaime Mañalich es un experto en eso. Solo tenemos que recordar la primera administración de Sebastián Piñera cuando anunciaron que habían terminado con la lista de espera. No se puede confiar en quien fue expulsado del Colegio Médico por faltas de ética. Este miércoles los contagiados diagnosticados alcanzaron los 8.273 y las personas fallecidas 95.

Parece que si nada hacemos tendremos que acostumbrarnos a tener en los próximos meses una cuarentena en la medida de lo posible.

Por Javier Pineda, Editor de Convergencia Medios

 

0 0 vote
Article Rating
Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Suscribete
Notifíicame de
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments