Día 43 de la pandemia: “Hay que tratar de sobrevivir”

“Hay que tratar de sobrevivir”: ese era el comentario por Televisión de un señor de 90 años, quien tuvo que exponerse a una fila con más de 50 personas para comprar elásticos para elaborar mascarillas. Con su venta puede sobrevivir, ya que su pensión representa sólo un tercio del salario mínimo. Si no trabaja, no come.  

A pesar de ello, el gobierno sólo sigue anunciando medidas económicas dirigidas para los empresarios. Asimismo, hoy en cadena nacional, el Ministro de Salud anunció que insistirán con la aplicación de una “cuarentena dinámica”, que varía semana a semana, levantando la cuarentena para algunas comunas y decretándola para otras. Esta medida es contraria a las recomendaciones de la OMS, como ratifica el Colegio Médico, pero el Gobierno insiste en hacer lo que se le da la gana. Luego de hacer el hazmerreír a nivel mundial por contabilizar a los fallecidos como personas recuperadas de Covid-19, el Ministro anunció que no lo seguirán haciendo. Quizás cuando encabecemos las listas con personas fallecidas a nivel mundial se decidan a decretar una cuarentena en todo el territorio nacional.

Este jueves entran en cuarentena la comuna de El Bosque, sector de San Bernardo y el área urbana de la comuna de Arica, mientras que se levanta para la comuna de Las Condes (una con las mayores tasas de contagio), Padre Las Casas y Nueva Imperial. Hoy se reportaron 10 muertes más, alcanzando las 92 personas fallecidas y un total de 7.917 personas contagiadas.

Las comunas en las cuales se levantó este lunes la cuarentena vuelven a ser escenario de aglomeraciones y el mismo gobierno contribuye a relajar las medidas de aislamiento físico. Supermercados, bancos y farmacias son los lugares con mayores concentraciones de personas.

El invierno se viene. Las proyecciones económicas no son alentadoras. La recesión mundial también afectaría a Chile. El FMI proyecta una reducción del crecimiento económico del 4,5%.

Los empleadores ya comenzaron a despedir a los trabajadores. En encuesta realizada por los propios empresarios (Cámara Nacional del Comercio) dan cuenta que a lo menos el 38% de las empresas ha realizado despidos. Muchas empresas, incluyendo a grandes transnacionales como McDonalds, siguen acogiéndose a la ley que flexibiliza el seguro de cesantía para no pagar las remuneraciones de sus trabajadores durante estos meses.

Asimismo, hoy se discutió en el Senado el proyecto que prorroga las negociaciones colectivas mientras dure el estado de emergencia. Cuestión sumamente compleja, porque los trabajadores que quieran negociar ahora están imposibilitados de realizar asambleas de socios/as para definir la estrategia de negociación; mientras que si lo hacen una vez finalizada la pandemia, lo más probable es que las empresas no estén en su mejor situación económica. Pareciera que poner todos los huevos en la canasta de la negociación colectiva reglada no será el mejor camino, por lo cual habrá que desarrollar un escenario más permanente y dinámico de negociación permanente con el empleador. Pero este requiere fuerza y organización, características difíciles de encontrar en las organizaciones sindicales actuales. De todas formas, aunque esto no existe, se debe insistir en potenciar a las organizaciones sindicales donde existan y crear donde no existan. Sólo la organización, educación y lucha de la clase trabajadora unida podrá aminorar los efectos de la pandemia y nos permitirá ponernos a la ofensiva para enfrentar la Revuelta Popular 2.0 en cuanto termine la cuarentena.

Por Javier Pineda, Equipo de Convergencia Medios

0 0 vote
Article Rating
Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Suscribete
Notifíicame de
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments