Día 40 de la pandemia en Chile: ¿Qué Gobierno lo ha hecho peor en América?

Sábado Santo. No hay muchas novedades en el escenario nacional, por lo cual aprovecharemos de hacer un balance de los tres peores gobiernos de nuestro continente para enfrentar el COVID-19.

El primero de primeros: Estados Unidos. Donald Trump ninguneó al coronavirus, responsabilizó a los chinos por los contagios y hasta hace unas semanas sostenía que estaba todo absolutamente controlado en su país. Hoy Estados Unidos es el país con más personas contagiadas y fallecidas por Covid-19 a nivel mundial. Al menos 502.876 personas infectadas y 18.747 fallecidas, superando a Italia y España. Son estremecedoras las imágenes de fosas comunes en Nueva York, para sepultar a más de 8.000 personas fallecidas en las últimas dos semanas, quienes ni siquiera podrán ser despedidos por sus seres queridos.

El desmantelamiento del sistema público de salud por un neoliberalismo enraizado, desde los gobiernos de Ronald Reagan hasta hoy, les ha pasado la cuenta. En febrero de 2020, con varios casos de contagios, Trump redujo el presupuesto para los servicios públicos de salud. En Nueva York se encuentran desbordados y se han visto obligados a requisar cargamentos de material sanitario e impedir la venta de ventiladores a otros países. La miseria de Donald Trump ha llegado hasta tal punto que ha dejado sin implementos sanitarios a sus propios aliados, como lo es Canadá. 

Segundo lugar: Ecuador. Lenin Moreno, siguiendo los pasos de Donald Trump, ha sido uno de los peores gobernantes de la región. Este país de 17 millones de habitantes ya tiene a más de 7.250 personas contagiadas y a lo menos 315 fallecidos, siendo la provincia de Guayas, donde se ubica Guayaquil, la más afectada. Los servicios hospitalarios totalmente desbordados, al igual que los sistemas funerarios. El gobierno se encuentra tan sobrepasado que es incapaz de retirar los cuerpos de las personas fallecidas de sus casas, los cuales se encuentran durante días en las calles. La miseria ha llegado a tal nivel que están ofreciendo ataúdes de cartón.

En el plano económico, siguiendo los pasos del gobierno de Sebastián Piñera. Se negaron a decretar un confinamiento total para que no paralice completamente el mercado y ahora que la pandemia está desbordada, legislan en favor de los empresarios, estableciendo la suspensión de los contratos por parte del empleador para que sean los trabajadores quienes paguen la crisis y los empresarios no estén obligados a pagar las remuneraciones. Como si fuera poco, mientras su pueblo pasa hambre, Lenin Moreno paga puntual y oportunamente la deuda externa.

Tercer lugar: Brasil. Jair Bolsonaro, el desquiciado, sigue negando los efectos que puede llegar a tener el Covid-19 en la población, a pesar de que este sábado alcanzaron a testear a más de 20.000 personas contagiadas y a lo menos 1.124 personas fallecidas, quienes principalmente pertenecen a sectores populares. Al igual que en Estados Unidos, en Sao Paulo cavaron fosas comunes para enterrar a los miles de muertos que esperan tener. A pesar de ello, Bolsonaro sigue infringiendo las normas sanitarias que ha dado su propio Ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, y el Ministro Plenipotenciario Walter Braga Neto, quienes cuentan con el apoyo de las Fuerzas Armadas de Brasil, aislando de la toma de decisiones a Bolsonaro y su familia. Brasil será el país con más muertes en Sudamérica.

Todos estos gobiernos pertenecen a la derecha más reaccionaria, demostrando un desprecio por la vida de sus pueblos. Han insistido en negar la importancia del Covid-19 hasta que la cantidad de personas fallecidas y contagiadas lo hace innegable. Han querido privilegiar las ganancias empresariales por sobre la vida. Por su conducta miserable ya pueden ser juzgados, pero serán sus pueblos quienes le pasen la cuenta finalizado el confinamiento. Lamentablemente, Sebastián Piñera de la mano de Jaime Mañalich, no se queda atrás de estos miserables.

Por Javier Pineda, Editor de Convergencia Medios.

Autor entrada: Convergencia Medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.