Declaración | Por la paz en Venezuela y Colombia, pongamos la vida por encima de la guerra

Nuevamente denunciamos el accionar del imperialismo norteamericano en su ataque contra el pueblo y el gobierno de Venezuela. Más de cien veces lo hemos hecho y más de cien tendremos que seguir haciéndolo mientras continúe esa “obsesión” militarista e intervencionista. Esta vez en un contexto de pandemia mundial, mientras todos y todas estamos buscando la forma de cuidarnos, poniendo la vida por encima del capital, el gobierno de Trump va contra todo sentido humanista, y hasta de todo sentido común, realizando operaciones militares en el Mar Caribe y desplegando tropas en la frontera colombo-venezolana. El gobierno de Iván Duque sigue sin enterarse de que Colombia es un país soberano y no una oficina del despacho de la Casa Blanca.

En EEUU el pueblo tiene que sufrir la frivolidad y desinterés de su gobierno, que se resiste a establecer mecanismos de contención y protección a la población, no tiene un sistema de salud público que permita atender la situación y ha priorizado la transferencia de recursos a los circuitos concentrados de capital. Tump no solo no es capaz de atender a su población, mucho menos de ayudar a otros pueblos, sino que además los
ataca como en esta última avanzada contra la revolución bolivariana.

Mientras los países del Grupo de Lima aplauden al imperio, siguen centrado sus políticas en medidas de salvaguarda del gran capital y no dejan de apilar cadáveres en las calles como en Ecuador. El gobierno de Colombia incluso aprovecha la situación para priorizar el terrorismo de Estado y asesinato de líderes políticos y sociales mientras sede la soberanía del pueblo colombiano, una vez más, para demostrar el paroxismo de su
servilismo cipayo.

Este despliegue militar es a todas luces un telón para ocultar la grave crisis sanitaria a la que está llevando el mal gobierno norteamericano y una efasta campaña electoralista para desviar el voto nuevamente hacia Donald Trump. Desde Nuestra América nos solidarizamos con el pueblo de Estados Unidos ante esta crisis pandémica. El pueblo trabador no es culpable de la elite asesina que está en el poder.

También nuestro apoyo activo y solidario para con el pueblo de Colombia y sus organizaciones populares que siguen padeciendo la inacción de su gobierno para enfrenar la pandemia, además de la continua masacre militar y paramilitar. Sabemos que el “tema Venezuela” es utilizado por la elite colombiana para ocultar la miseria, la desigualdad y la violación de todo tipo de derechos dentro de Colombia. Una posible confrontación militar impulsada desde el territorio colombiano solo empeoraría esta situación, condenando a un pueblo que lleva más de seis décadas luchando por la paz con justicia social, a ser una plataforma de guerra en el continente. Sobre esto, el movimiento social en Colombia ha sido categórico en rechazar tajantemente la utilización de su territorio para atacar un país hermano.

Trump utiliza la mentira de su preocupación por el Narcotráfico. Porque en los selvas y en barrios de nuestras ciudades conocemos muy bien las  consecuencias del narcotráfico: la destrucción de la vida, de las comunidades y de las producciones ancestrales, la muerte y la violencia para que unos pocos en nuestros países y en EEUU se llenen de dinero a costa de nuestros pueblos. Combatamos el narcotráfico realmente, empecemos dentro de EEUU, ayudemos a los y las campesinos, saquemos a la DEA y sus hilos golpistas. Pero dejen de usar ese telón para traernos la guerra a nuestras tierras.

Para con el pueblo de Venezuela y el gobierno legítimo de Nicolás maduro, todo nuestro compromiso y apoyo, somos parte del mismo pueblo de la Patria Grande que sigue defendiendo el sueño de Bolívar, el derecho de vivir en paz, sin injerencia, con buen vivir y soberanía.

Llamamos a los pueblos y organizaciones populares de nuestra articulación y aliados a posicionarnos contra este nuevo intento militar del imperio. Como ALBA Movimientos hemos constituido una Comisión de Paz continental y convocamos a todos y a todas a sumarse para que la paz se ponga por encima del capital.

Es tiempo de la Paz, es tiempo de poner la vida por encima de la guerra

5 de abril de 2020
ALBA MOVIMIENTOS

Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Comentarios

  Suscribete  
Notifíicame de