Llegó Marzo

Javier Pineda Olcay, Convergencia Medios

Marzo ha generado expectativas como nunca antes. Un mes caracterizado por la llegada del fin del verano, el regreso a clases y al trabajo (para aquellos que tienen vacaciones) y los correspondientes gastos asociado a ello, está siendo un mes que esperamos con ansias aquellos que hemos accionado en este Chile que despertó.

Quienes también se han preparado para la llegada de marzo son las fuerzas represivas dirigidas por el Ministro del Interior y el Presidente Sebastián Piñera. En el caso de Carabineros han gastado cientos de millones de pesos en comprar zorrillos y guanacos para enviar a las regiones donde se han visto desbordados, mientras que las Fuerzas Armadas han gastado más de 200 millones para comprar armas antidisturbios. No quieren verse sobre pasados como en octubre.

¿Qué es lo que nos jugamos en marzo?

Desde el mundo popular se ha entendido en que la única posibilidad para desmantelar el sistema neoliberal impuesto por la dictadura y el régimen político de la transición es necesario mantener la movilización: las calles no se sueltan.

Bajo esta premisa, se han convocado una serie de jornadas de protesta que buscan mantener abierto el conflicto con el objetivo de decir con claridad que la Revuelta Popular no se ha acabado. En este marco, están las protestas del #Súperlunes 2 de marzo, el día viernes 6 de marzo, el miércoles 18 y la conmemoración del Día de las y los jóvenes combatientes el 29 de marzo, que busca reivindicar la figura de la juventud popular que ha sido un sujeto clave en mantener viva la Revuelta.

Asimismo, algunas marchas tienen por objetivo visibilizar algunas de las demandas de esta Revuelta. El martes 3 de marzo se realizará una marcha para exigir la liberación de todos los presos/as políticos/as de esta Revuelta, mientras que el 6 de marzo se realizará una marcha en distintas ciudades exigiendo “No+Sename”. Por su parte, las organizaciones de pobladores/as están convocando a una Marcha por el Derecho a la Vivienda y la Ciudad que se realizará el día sábado 21 de marzo, mientras que al día siguiente – domingo 22 de marzo – se realizará la Marcha por las Aguas convocada por las organizaciones socioambientales.

No obstante estas movilizaciones, Marzo estará marcado por la Huelga General Feminista, de carácter productivo y reproductivo que se desarrollará el domingo 8 y el lunes 9 de marzo, que si bien conmemora el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, este año se transformará en una movilización que marcará el inicio de este 2020 de lucha, instalando un programa que ha venido siendo desarrollado en los Encuentros Plurinacionales de las que Luchan con el objetivo de poner fin a este modelo capitalista neoliberal, patriarcal, racista y colonial que predomina en nuestro país y en el mundo.

Esta movilización del 8 y 9 de marzo debería proyectarse para el 11 de marzo, día en el cual el gobierno de Sebastián Piñera cumple dos años, mientras que los gobiernos posdictatoriales propios de la transición cumplen 30 años de perpetuación del modelo instaurado por la dictadura cívico-militar, siendo la semana crucial de movilizaciones en este año académico y laboral que va comenzando.

En esta misma perspectiva, algunas organizaciones sindicales están definiendo la fecha para una nueva Huelga General, similar a la del 12 de noviembre de 2019, que se realizaría los últimos días de marzo con el objetivo de exigir el pliego de emergencia en materia económica y social. No es necesario tener una nueva Constitución para que el salario mínimo y las pensiones aumenten a $500.000 ni para que la jornada de trabajo se reduzca a 40 horas. Asimismo, si bien el Plebiscito del 26 de Abril dará la posibilidad de aprobar el cambio a la Constitución, la Asamblea Constituyente Soberana aún no es una realidad, por lo cual es importante seguir luchando por ésta.

Este Proceso Constituyente iniciado por los pueblos de Chile está caracterizado – como todo conflicto social – por la lucha entre aquellos que quieren mantener sus privilegios y quienes quieren cambiar el sistema injusto en el cual vivimos. Por ello, se debe estar alertas ante el despliegue de la derecha fascista en las calles, que ya se ha expresado en las movilizaciones por el rechazo los días sábados, contando con la custodia de Carabineros; se ha expresado en mítines de marinos y ex marinos en Valparaíso, quienes repudiaron el ataque al Memorial de la Plaza Sotomayor; la compra de armamento en vísperas al inicio de marzo como ocurrió con la compra del AK-47 por grupos asociados al pinochetismo y el lanzamiento de una bomba mólotov – que afortunadamente no estalló – al interior de una Iglesia en Osorno donde exponía Daniel Jadue, por personas asociadas al MSP. Al enemigo no se le puede subestimar.

En definitiva, el despliegue de la movilización en las calles es fundamental para que el proceso constituyente popular vaya desarrollándose, pues si entregamos este proceso al plano de la institucionalidad actual, estamos condenados al fracaso. Pero la movilización no basta, por lo cual deben seguir intensificándose los procesos de organización, articulación popular y de desarrollo programático para converger en torno a una Asamblea Popular Constituyente, proceso que debe ser la expresión de la diversidad de los sectores populares que han protagonizado esta Revuelta.

Aun cuando el Plebiscito del 26 de Abril está a la vuelta de la esquina y participaremos votando Apruebo, eligiendo Convención Constitucional y marcando Asamblea Constituyente, no podemos centrar todas nuestras fuerzas en el proceso constitucional institucional. Por ello, nuestro despliegue en los territorios tiene que ser capaz de visibilizar las distintas dimensiones de este proceso constituyente: participaremos de la votación del Plebiscito, pero más importante es mantener la lucha en las calles y fortalecemos la organización y articulación de los sectores populares en miras a la Asamblea Popular Constituyente.

Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro.

Autor entrada: Convergencia Medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.