Calama: Movilizaciones y COVID-19

Desde octubre de 2019 nos hemos entregado por completo en una lucha que solo busca justicia para nuestro pueblo. Nos hemos mantenido alertas, movilizados y en resistencia, enfrentando a un gobierno nefasto y asesino, que cual dictadura, solo ha respondido con violencia a nuestras justas demandas, invisibilizadas por más de 30 años.
Pese a la represión, hemos seguido estando en las calles, con la firme convicción de que esto no terminará hasta que la dignidad se haga costumbre. Y es que durante cinco meses, nos hemos encontrado y reconocido en una lucha, que no ha hecho más que conectarnos con la profundidad de nuestras necesidades y con el desafío de construir con la participación de todas y todos una sociedad de derechos.
Y si de conexión con la realidad se trata, hoy no podemos estar ajenos a la situación que viven Calama, Chile y el mundo, cuando el brote de un virus nos ataca con crudeza, y deja en manifiesto la peor cara del neoliberalismo e individualismo imperante por años.
No pretendemos esperar que el sistema de salud colapse, porque la realidad es que siempre ha estado colapsado para el pueblo. Por eso entendemos la urgencia de tomar medidas ante una crisis sanitaria, en la que seremos los más perjudicados, siendo este el único resultado posible, en un país repleto de desigualdades.
Mediante este comunicado, las organizaciones firmantes y la comunidad de Calama expresan su unidad de pueblo movilizado, que ante la evidente falta de derechos desde el Estado, con un gobierno inoperante y sobrepasado por la evidencia, asumimos como sociedad solidaria la gravedad del problema sanitario, hacemos un llamado al autocuidado, y manifestamos nuestra decisión de tomar un receso en las calles durante el mes de marzo, entendiendo que actuamos desde la responsabilidad societaria y comunitaria, desde la solidaridad de un pueblo ya suficientemente castigado; y que toda movilización de este tipo, contribuirá a la propagación del COVID-19; virus que está dejando en evidencia los privilegios que nos segregan, y a la vez, la necesidad urgente de volcarnos al pensamiento colectivo, desarrollando formas creativas y estratégicas de mantener viva la movilización.
Somos los nietos y nietas de abuelos y abuelas acallados/as por una dictadura que no podemos volver a tolerar. Si hoy hacemos un llamado a mantener a resguardo a nuestra comunidad, es precisamente porque no podemos soportar que además de haber lidiado durante todas sus vidas con un Chile dormido, deban ser quienes sufran hoy las peores consecuencias del mal manejo de crisis de un Gobierno que pretende paralizar el comercio minorista y ambulante, mientras permite aglomeraciones en el antro del capitalismo, y pronuncia con tibieza restricciones al sector productivo, exponiendo como siempre a trabajadores y trabajadoras.
Como pobladores de una ciudad olvidada y vulnerada de manera constante, tampoco podemos estar ajenos a la realidad de miles de personas que padecen enfermedades crónicas, siendo muchas de ellas respiratorias, a causa de los latentes problemas de contaminación que jamás han sido resueltos, y que muy por el contrario, nos han mantenido como zona de sacrificio por años.
Por todo eso, y porque un Gobierno que nos mata, difícilmente podrá protegernos, el llamado es hacerlo nosotros mismos. Hoy tomamos esta decisión, porque queremos evitar muertes y padecimientos. Llevamos años siendo testigos de abusos, y en particular, llevamos varios meses de revuelta viendo como nuestros compañeros y compañeras son vulnerados, torturados, violados, mutilados y asesinados.
Por ellos, por Robinson, y por todos quienes partieron esta lucha con nosotros y ya no están, reafirmamos nuestro compromiso a mantenernos movilizados en todas las otras aristas que sean posibles, porque la protesta está viva, porque la movilización hoy más que nunca es fundamental, invitamos a la infinita creatividad social de todas y todos, a generar creativamente formas de lucha, a resguardo y cuidando de nosotros y de nuestra comunidad. Actividades de resistencia, que iremos informando durante los próximos días.

Nos necesitamos sanos, nos necesitamos fuertes y nos necesitamos vivos.

Calama, 18 de marzo de 2020

Fuerza de Mujer
Colectivo Diverx y Disidente El Loa
La Plaza – Calama
Calama Despertó
Brigada Ramona Parra
Prensa Capucha Calama
Coordinadora por la Defensa del Río Loa y la Madre Tierra
Cachipum
Federación Nacional de Pobladores
Movimiento Pobladores y Pobladoras en Lucha
Colectiva Feminista Calama


0 0 vote
Article Rating
Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Suscribete
Notifíicame de
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments