Extractivismo pesquero, corrupción y prácticas antisindicales en la industria Peruana

Durante los meses diciembre del 2019 y enero del 2020, las costas Peruanas atravesaron un agitado conflicto sindical, producto de las políticas extractivista de la industria pesquera. Estás movilizaciones se produjeron, porque los sindicalistas pesqueros de la zona centro del país (específicamente de la localidad de Chimbote con los territorios cercanos y regiones aledañas), denunciaron que la industria extractiva estaba sobreexplotando el recurso Anchoveta[1].

Esta denuncia se sustentó, en que los pescadores de diversas embarcaciones industriales constataron que estaban capturando el presente recurso en tallas que no superaban las medidas mínimas de extracción (12 centimetros)[2], pues el recurso capturado bordeaba los 3 y 7 centímetros de largo. Este hecho, género que el recurso pesquero estrella de Perú corriera serio peligro, pues la anchoveta extraída al no alcanzar a tener la madures sexual suficiente para reproducirse, ponía en peligro la próxima temporada de pesca.

De tal forma, el conflicto impulsado por los trabajadores del sector, género que el Ministerio de la Producción (el equivalente al ministerio de economía en Chile), como entidad a cargo de regular y administrar el sector, suspendiera la pesca del presente recurso en la zona centro y norte del país, hasta la próxima temporada[3].

Esta decisión político-técnica por parte del Ministerio de Producción, vino acompañada de un conjunto de denuncias públicas de corrupción en contra del Instituto del Mar del Perú – IMARPE (entidad equivalente al Instituto de Fomento Pesquero en Chile – IFOP), organismo que tiene por función asesorar la toma de decisiones de la institucionalidad pesquera, mediante la elaboración de antecedentes científicos y técnicos. A partir de ello, la denuncia que se realizó y escandalizo al país vecino, fue el hecho de que el presente organismo había adulterado la cifra real de la cuota de extracción de la anchoveta para la temporada recién cerrada, pues había fijado la cuota del sector en 2.786 millones de tonelada, cifra que no se consiguió llegar a la mitad[4].

En este sentido, la acción concreta que origino este problema se debía a que determinados funcionarios pesqueros del IMARPE, habían modificado forzosamente la estimada cuota, con el fin de permitir la sobreexplotación del recurso. A la vez, el problema complementario que se presentó posteriormente a la denuncia de la adulteración intencionada de las cuotas de pesca, fue el hecho de que los profesionales de la industria pesquera, informadamente avalaron el accionar de los funcionarios cuestionados[5]. De tal forma, este hecho develaba una vez más, que la corrupción asociativa entre los entes científico-empresariales, se realiza con el fin de asegurar las ganancias anuales de las clases económicas dominantes del sector pesquero nacional.

Desde otra vereda, si ahondamos como se ha vivido el problema de corrupción, los trabajadores del sector no han estado ajenos del conflicto socio-ambiental y esto lo han expresado de múltiples formas. Particularmente en el caso de los trabajadores del Sindicato de Pescadores de Chimbote, la principal entidad posicionada en contra de las políticas extractivistas de los gremios empresariales, desde el comienzo del presente conflicto, planteo que habían problemas de corrupción por parte del IMARPE[6].

Un grupo de asociaciones compuestas por el Sindicato de Pescadores de Chimbote “José Olaya Balandra”, el Sindicato Único de Motoristas, Oficiales y Pescadores del Perú, el Sindicato Único de Capitanes y Patrones de Pesca del Perú y la Coordinadora Nacional de Pescadores Jubilados y Activos, se manifestaron en contra de dichas acusaciones de corrupción. Esta postura se fundamenta, en que los dirigentes de estas asociaciones vieron con disgusto la reestructuración del IMARPE, ya que afirmaron que esto respondía a un acto de intervencionismo político y con esto se rompía la autonomía de la entidad científico-Estatal.[7]

Si ahondamos en otros acontecimientos que se han desarrollado, este escenario más allá de las denuncias de corrupción, los nuevos problemas que han vivenciado los trabajadores del sector, guardan relación con las prácticas antisindicales por parte de la industria pesquera. Estas acciones comenzaron, cuando en el contexto de movilización a un grupo de trabajadores que participaron de una protesta pacífica a la entrada del Puerto de Malabrigo (al Norte de Chimbote) durante el 2 y 3 de Enero[8], fueron informados notarialmente que iban a ser indagados por sus empresas contratantes (específicamente por parte de la empresa de capitales Chinos “COPEINCA”). Estas notificaciones, en concreto acusaban a los trabajadores de haber violado tanto normativas legales como de las empresas mismas, ya que afirmaban que estos habían incurrido en actos públicos de violencia, a pesar de que los medios de prensa local no difundieron enfrentamientos violentos con la policía ni la destrucción de bienes público o privados.

Sin embargo, esta acción coercitiva contra los trabajadores movilizados que se presentó, solo fue el comienzo de un conjunto de acciones de hostigamiento más severas. Esto se debe, a que durante el transcurso de los últimos días y a partir de la difusión masiva del problema de corrupción científico-empresarial, las Empres COPEINCA y CFG Investment han procedido a entregar 80 cartas de pre-despido a los trabajadores que participaron activamente de las distintas protestas durante las distintas jornadas de movilización[9].

Según Lorenzo Macedonio, dirigente del Sindicato de Pescadores de Chimbote, quien ha sostenido comunicación directa con el equipo de “Convergencia Medios”, afirma que los trabajadores en proceso de despido son pertenecientes a su sindicato, al Sindicato José Olaya BALANDRA y al Sindicato de oficiales de máquinas y de pescadores del Perú (SUMOPP). A la vez, el dirigente afirma que las causales de despido responden a la intención de querer criminalizar el justo derecho a la protesta por parte de los empresarios, ya que la gerencias industriales no aceptan las denuncias de corrupción que realizaron los trabajadores dentro del proceso de movilización.

Además, en el caso de los otros sindicatos citados, estos han centrado la responsabilidad de los despidos en las autoridades gubernamentales y no en las gerencias empresariales. Por medio de una declaración pública, los dirigentes sindicales de estas asociaciones sostuvieron que los despidos eran responsabilidad exclusiva de la ministra de la Producción, Rocio Barrios, ya que si ella hubiera cerrado la temporada a tiempo, los trabajadores no se habrían expuesto en las manifestaciones[10].

De forma complementaria, en el mismo comunicado público, estas asociaciones de forma implicita rectificaron su postura en torno a las acusaciones de corrupción, ya que aprovecharon de condenar la corrupción de los funcionarios del IMARPE. Sin embargo, lo particular de su lectura, es que plantean que esta crisis institucional deviene del Ministerio de Producción, exigiendo así que se investigue al personal ministerial vinculado al área y que la Ministra Roció Barrios renuncia a su cargo.

En este escenario, se está a la espera de que las denuncias de corrupción lleguen a puerto seguro, a pesar de que no se sabe a ciencia cierta cuál es la magnitud de la red de corrupción que existe en el presente sector extractivo. Ante ello, se espera que en los días venideros las distintas asociaciones sindicales se reúnan para analizar cómo resolver el que hacer laboral que los aqueja, tanto desde el plano de los pre-despidos laborales, las denuncias de corrupción y el rechazo de ciertos sectores contra la Ministra Roció Barrios.

 

 

[1] https://elcomercio.pe/peru/la-libertad/pescadores-del-norte-exigen-veda-de-la-segunda-temporada-de-pesca-de-anchoveta-noticia/

[2] https://peru.oceana.org/es/blog/pesca-de-anchoveta-previsiones-y-medidas-por-el-nino-costero

[3] https://larepublica.pe/economia/2020/01/14/anchoveta-produce-suspende-temporada-de-pesca-ante-amenaza-de-depredacion-ministerio-de-la-produccion-imarpe/?fbclid=IwAR3yhWkmqLw9eLkl9TaxjSY2buBR7_nDspctQY0Gy9C75zit6PO6JheDlQw

[4]https://larepublica.pe/politica/2020/02/01/audios-revelan-que-se-inflo-cuota-de-pesca-de-anchoveta-imarpe-ministerio-de-la-produccion/

[5] https://larepublica.pe/politica/2020/02/03/imarpe-industria-pesquera-sabia-que-cifras-de-imarpe-no-eran-ciertas-ministerio-de-la-produccion/?fbclid=IwAR005FX7Klr75te1FFFj-QkkYH-u3vaQhNTfS27uzi3Rqv7aED5SoSFky3A

[6] https://radiorsd.pe/noticias/audio-confirma-denuncia-de-pescadores-se-inflo-cuota-de-pesca-de-anchoveta?fbclid=IwAR3GcXVR9LpfytazX0AtC90fb1K8fhOdvDkbVBPvfqy3ht0YkJMi68LaWNw

[7] https://www.facebook.com/SINDICATOJOB/videos/586380581938945/

[8]

[9] https://radiorsd.pe/noticias/pescadores-reciben-carta-de-predespido-por-protestar-contra-depredacion-de-anchoveta?fbclid=IwAR3d0ihHpllrcVcYL3Tx969pWq0nN2y3V9TpPm2GhW3Xb77-pIiWNfxDZi4

[10] https://radiorsd.pe/noticias/piden-que-tambien-se-investigue-funcionarios-de-produce-por-permitir-pesca-de-anchoveta?utm_campaign=shareaholic&utm_medium=facebook&utm_source=socialnetwork&fbclid=IwAR3hjdcaYrK5x2nE-rLZ_Bluh2sUz8tpkF-540-jARiGI_ixlY60l7js7ag

Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Comentarios

  Suscribete  
Notifíicame de