Los trabajadores de la Pesca Industrial en Perú movilizados contra la depredación de los recursos

Por Yorsh Abdala

El pasado jueves 19 de diciembre, los trabajadores de la pesca industrial de la Ciudad Portuaria de Chimbote en Perú, han salido a las calles a protestar y a denunciar el mal manejo que ha tenido el gobierno en materia de sustentabilidad pesquera. Esto se debe, a que la Ministra de Producción (el equivalente al ministerio de Economía e Chile), Rocío Barrios, sostuvo en base a la recomendación técnica del Instituto del Mar del Perú – IMARPE (el equivalente al Instituto de Fomento Pesquero en Chile – IFOP), que en las costas peruanas habían 8 millones 300 mil toneladas en stock de recursos pesqueros. Sin embargo, el problema de dichos datos, es que no se correlacionan con la realidad extractiva de la región en las faenas pesqueras. En base a esta estimación, el ministerio había fijado como cuota global de captura de la anchoveta  -el recurso estrella de Perú-, en 2.706.000 toneladas. Sin embargo, el problema que se ha presentado con esto, es que la presente cuota pesquera no se han logrado extraer, debido a que la referenciada estimación de la biomasa marina, no existe. A partir de dicha política de planificación Estatal, los pescadores de la industria pesquera, han expresado su malestar ante las políticas extractivistas en las costas de la corriente de Humbolt, pues no encuentran dichos cardúmenes en sus faenas.

En este sentido y en base a las normativas de pesca en el vecino país, las tallas mínimas de captura de este recurso estipulan que las especies deben medir un mínimo de 12 centímetros de largo. No obstante, los trabajadores cuando operan las redes de pesca en las embarcaciones, relatan que las capturas de las especies rodean entre los 3 a los 7 centímetros de largo, generando que se pierda este recurso por descarte. En este plano y en base a los archivos audiovisuales que registran los mismos pescadores al momento de extraer los recursos, no se cuenta con la presencia de fiscalizadores Estatales ni de personal científico. Ante esta demostración de descontento, los trabajadores pesqueros exigen que los funcionarios sectoriales puedan constatar directamente la sobreexplotación de los recursos y la realidad que se vive en el sector.

Ante esto, los trabajadores sindicalizados de la industria pesquera en conjunto a la comunidad de Chimbote, se ha movilizado con marchas durante estos días, levantando consignas como “Somos pescadores, no depredadores” o “Alto a la depredación de la anchoveta juvenil”. El Sindicato de Pescadores de Chimbote, el cual cuenta con más de 70 años de historia, se ha movilizado álgidamente en este proceso. Su secretario general, Lorenzo Macedonio, se declara en total desacuerdo con la política extractivista del Estado, sosteniendo que el actual modelo de desarrollo, es la continuación de las políticas neoliberales de los gobiernos pasados. A la vez, sostuvo que los informes que dan las instituciones Estatales sectoriales, son manoseados, exigiendo así que se implemente una veda general para todo  el sector pesquero global, en post de favorecer el consumo humano y de anticiparse a la extinción del recurso. “Si se sigue pescando esta anchoveta bebé, no vamos a tener próxima  temporada, siendo la más grande en la temporada de Mayo, Junio y Julio… Nosotros no somos los únicos perjudicados, es el pueblo en general, la sociedad civil, el pueblo de Chimbote, porque si los pescadores no aportamos con la economía, los estudiantes de Chimbote no pueden pagar sus estudios universitarios ,los mercados no funcionan y afecta a todo el país.” En este plano, también se recalca que las vedas que ha dado el gobierno para el recurso anchoveta, son sumamente limitadas, pues la ultima que dio el Estado (el 21 de noviembre de este año), duro solamente 10 días. De forma complementaria a este pronunciamiento, el dirigente del Sindicato de Especialistas FLOTAMAR-COPEINCA-ANCASH, Cristian Lindo, sostuvo que las condiciones del recurso no han sido favorables en contraste a como se plantearon al principio de la temporada. Ante esto, sostiene que se han visto obligados a protestar para presionar a la autoridad, exigiendo así el cierre global de la temporada y que esto no quede a voluntad de cada empresa.

Por los últimos antecedentes que entrega el dirigente sindical Lorenzo Macedonio, a partir del proceso de movilización que impulso la comunidad pesquera y de los sindicalistas de la zona, el gobierno accedió a la demanda social. El sindicalista plantea, que el gobierno accedió a decretar una veda de 30 millas pesqueras, desde la zona de “Chao” (el paradero 8) hasta la zona cercana de “Pisco” (el paradero 15).  Ante esto, el día 26 de Diciembre, el gobierno planteo que realizará un monitoreo en la costa, con el fin de analizar las características del recurso en cuestión. Sin embargo, la comunidad pesquera va a estar atenta a estos procedimientos, pues la autoridad ministerial plantea que este recurso esta apto para pescar en la zona norte del país, cuestión que entra en contradicción con la percepción de los trabajadores del sector.

Cabe destacar que la ciudad de Chimbote es un distrito industrial pesquero bastante avanzado en Perú, el cual está ubicado en el departamento de Anchad, zona centro del país. Este territorio se caracteriza por ser un criadero natural de la anchoveta, ya que es una zona donde se reproduce en mayores cantidades la presente especie en comparación a otras regiones del país. Actualmente la Anchoveta es uno de los principales recursos migratorios que están presentes en al corriente de Humbolt, por tanto, si su reproducción se encuentra en crisis en cualquier zona, esto puede repercutir en países como Chile, Perú y Ecuador.

 

Autor entrada: Convergencia Medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.