Robert Longas: “La clave aquí es desmontar los modos de producción capitalista y avanzar hacia los modos de producción comunales, desde el campesino, desde el obrero”

Por José Carlos Flores

«Las comunas tienen que avanzar hacia la disputa del poder político para de una vez por todas cambiar las relaciones y los modos de producción, y construir el modelo que soñó el gigante de Chávez», dice Robert Longas de las Bases Patrióticas – Alexis Vive, Comuna El Panal 2021. Recientemente Convergencia Medios estuvo en Venezuela, participando en una nueva versión del Foro de São Paulo. En ese marco conversamos con este luchador y líder social venezolano, ssí nos enteramos de la situación actual del proceso y sobre todo de la situación de las Comunas.

José Carlos Flores (JCF): ¿Me puedes explicar qué significa la Comuna para ustedes? ¿Qué significa el poder comunal? ¿Qué es lo que están pensando, qué es lo que están construyendo, que es lo que están visualizando hacia adelante respecto a las Comunas?

Robert Longas (RL): Las comunas es el poder del pueblo, nosotros concebimos a las comunas de lo que está definido en los autogobiernos comunales y la vemos en el marco de todo lo que tiene que ver, con el marco histórico, la comuna de parís, lo que son los soviet en su momento histórico, la Comuna es el modelo político que va a parir y va a ir construyendo el socialismo del siglo XXI, es el avance y el desarrollo para que el pueblo ejerza el poder sobre los territorios. Y desde allí ir creando esos embriones societales que se tienen que interconectar y comunicando para ir cambiando toda la lógica, relaciones y modos de producción  para construir el concepto de lo que Chávez llamó de Simón Rodríguez la toparquía, de reinventar de verdad el punto y circulo de José Carlos Mariátegui, las comunas son creaciones heroicas que van a ir pariendo el socialismo del siglo XXI. El concepto de socialismo del siglo XXI se recrea en las bases comuneras  y así lo concebimos. Las comunas tienen que avanzar hacia la disputa del poder político para de una vez por todas cambiar las relaciones y los modos de producción y construir el modelo que soñó el gigante de Chávez.

JCF: ¿Me puedes explicar los grandes desafíos, las complicaciones que ha tenido el surgimiento de las comunas, como se ha ido constituyendo en ese proceso y por otro lado, los aciertos políticos más grandes que ha tenido el poder comunal?

RL: Los grandes desafíos es esta etapa de resistencia, la autogestión estratégica. Los aciertos, todo lo que Chávez nos permitió desarrollar y construir, como Chávez nos arrimó la patria para poder conceptualizar el modelo en los territorios. Ahorita nosotros nuestro reto de cara dejar al siglo XXI es el tema de la resistencia popular para consensuar todo el tema productivo, aquí la clave no es vacilante, la clave no es ambigüedades, la clave aquí es desmontar los modos de producción capitalista y avanzar hacia los modos de producción comunales, desde el campesino, desde el obrero, de lo que Gramsci llamaría el Bloque Histórico, pero a etapas y tiempos.

JCF: ¿Y cuándo te refieres a la complejidad de la autogestión estratégica, me puedes desarrollar más la idea? 

RL: Claro, hubo una etapa donde fuimos cogestionarios donde trabajamos junto a las instituciones del estado y el movimiento revolucionario popular. Ha llegado una etapa que estamos desmontando el bloqueo económico, extraer la producción pero también combatiendo los sectores burocráticos, vacilantes que todavía coquetean con la burguesía. Entonces en ese momento a nosotros se nos plantea la resistencia, de no depender nosotros de sectores burocráticos sino de tener la capacidad de impulsar todas nuestras nuevas lógicas productivas, nuestras relaciones de producción y nuestros instrumentos de producción, la tecnificación, diría el Che a sus hijos “estudien mucho para dominar la técnica”, la cientificación, la transferencia en tecnología para nosotros tener autonomía táctica y estratégica. Es necesario, hacia allá tenemos que apuntar para avanzar en ese salto cualitativo al sistema productivo y de una vez por todas romperle el espinazo al capitalismo

CM:  Me puedes explicar, también, cuando todavía depende venezuela en gran parte de los recursos naturales, en este caso del petróleo, ¿Cómo las comunas han podido hacer un viraje o ha empujado a cambiar el patrón de acumulación o la matriz productiva? ¿Se ha puesto eso en el centro también?

RL: Lo más hermoso que le ha pasado a la Comuna en este tiempo, y aunque suene irónico, donde estamos viviendo, nuestra primavera y nuestra vanguardia es no depender de la guarnición de la renta petrolera, es generar nuestra propia lógica productiva, desde el campo, es generar nuestra propia lógica productiva de lo técnico, para romper con esa dependencia, para romper con las ciudades parasitarias que dependen de la renta petrolera, la necesidad de producir es la materia estratégica.

CM: ¿El desafío del poder comunal es posible instalarlo en América Latina o solamente sería una experiencia en Venezuela?

RL: Si nosotros desde Venezuela, del territorio, no concebimos la interconección comunal, nacional y regionalmente, estamos condenados al fracaso y a dejar de existir. Así como dijo el Che, uno, dos, tres vietnam para acabar con el imperialismo, tenemos que vietnamizar el continente en la defensa y la producción, del concepto político-ideológico al proyecto de emancipación latinoamericano

CM:  En este caso, cuando tú hablas del poder político desde la comuna ¿cómo eso se gráfica en las grandes decisiones del estado y de la estructura en general?  Como segunda pregunta, en un momento salió harto el asunto del panelito, de la moneda distinta al interior de la comuna como una respuesta a la crisis de la convertibilidad, de la crisis monetaria, como ves esas dos cosas.

RL: Nosotros estamos ahorita, por supuesto, en lo que muchos pueden ver la dualidad de poder. Nosotros llevamos un poder paralelo al Estado, a la revolución, estamos construyendo un modelo alternativo, emergente, del Chavismo radical, de base. Y cuando hablamos del chavismo radical no hablamos del chavismo armado, hablamos de cuando se va a la naturaleza, a la raíz de la necesidad de la transformación real de las necesidades productivas que reposen en las fuerzas de trabajo populares. Allí, la burocracia, en algún momento determinado, quienes coquetean con la derecha, con la burguesía, no ven que las comunas son una alternativa, nosotros en nuestra perspectiva sabemos que ese es nuestro reto, es nuestra necesidad histórica de sobrevivencia y la necesidad de dibujar sobre el lienzo de la patria el modelo del socialismo del siglo XXI. Ante eso han venido ataques, bloqueos todo lo que el comandante Chávez nos dijo, como nosotros a nuestras espaldas porque ya hemos creado bancos, podíamos crear todo lo que tenía que ver con el intercambio comercial, el trueque y ahí nosotros impulsamos todo el tema de la moneda comunal que son los panalitos.

JCF: ¿Cómo ha sido la experiencia del panalito?

RL: Exitosa, por supuesto, en una primera etapa fue algo novedoso porque la gente no estaba acostumbrada. El panalito, de nuestro desarrollo comunal es quien va a enfrentar el dólar, pero para poder enfrentar al dólar criminal, tenemos nosotros que producir. Producir porque quien tenga la mercancía patrón desarrollada producto del trabajo es quien va, entonces, a poner la lógica de los precios, en el caso de nosotros, no en el mercado sino en la parte del abastecimiento. Cómo nosotros concebimos el abastecimiento para la vida o el abastecimiento para la competencia, indudablemente nosotros comprendemos el abastecimiento para la vida, para el vivir bien del que hablaba Chávez para vencer el metabolismo del capital.

JCF: ¿Y en este caso la gente como respondió al panalito? ¿Cuáles serían los desafíos actuales en este caso?

RL: La gente respondió con vehemencia, porque si tu tienes la producción tu colocas, dentro de la lógica de la competitividad del capitalismo, el producto en la calle bajo la lógica productiva que tú estás señalando, tú le colocas los códigos. Ahora, los retos que tiene el panalito en este instante y en este momento es salir a la vecindad y avanzar a lo que Chávez llamaría un Banco del Sur, tendríamos que avanzar hasta crear el Banco de todo el Suroeste Caraqueño.

JCF: ¿El Estado minero, el Estado petrolero, es posible construir comunas ahí?

RL: Por supuesto que sí, eso es un lineamiento de Chávez. Chávez mandó a hacer comunas en el Orinoco. Chávez mandó a hacer comunas, a Rafael Ramírez cuando fue ministro del río, donde están las comunas en la ribera del río Orinoco, tenemos que avanzar hacia allá.

JCF: ¿Y porque crees que no se han construido ahí?

RL: La burocracia o simplemente la corrupción y a quien no le interesa que el pueblo comunero avance hacia su estado. Recuerden que Marta Harnecker decía, en el materialismo histórico, hay personas que consciente o inconsciente responden a la lógica del capitalismo.

JCF: ¿Cuál sería tu mensaje a los pueblos de latinoamerica en este momento crucial donde se está definiendo gran parte de los procesos mundiales acá en Venezuela?

RL: Estamos en resistencia. Y que estén convencidos que lo que se construye desde el río bravo hasta la Patagonia sobre el lienzo de la gran Colombia, no es una gran Colombia del uribismo, es la gran Colombia de Bolívar y de Chávez, es el alba, es el proyecto continentalista del Che Guevara. Estamos avanzando duro en ello, estamos resistiendo para emanciparnos en los próximos tiempos, por supuesto con la coherencia y la integración de los movimientos populares latinoamericanos que creemos que es clave, más allá de los partidos es clave la línea estratégica de la construcción popular de los territorios, para ir interconectando todo esos embriones societales hacia la emancipación definitiva de nuestro continente.

Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Comentarios

  Suscribete  
Notifíicame de