Denuncian acoso laboral y violencia hacia trabajadores/as de la educación de la Municipalidad de Santiago

Mediante una publicación en redes sociales, la Defensoría Popular de las y los Trabajadores denuncia doble estándar del Alcalde de la Municipalidad de Santiago, Felipe Alessandri, quien criminaliza a los estudiantes del Instituto Nacional, pero es cómplice de vulneraciones de derechos fundamentales hacia los trabajadores asistentes de la educación, quienes han demandado ante los Tribunales de Justicia por vulneraciones de sus derechos fundamentales. 

A continuación compartimos la publicación:

#InstitutoNacional | ¿Quiénes son los violentos?

En la prensa el Alcalde de la Municipalidad de Santiago,Felipe Alessandri, condena vehementemente la violencia al interior del Instituto Nacional. Pero omite sus responsabilidades en la violencia hacia sus trabajadores y trabajadoras por parte de la DEM y de las autoridades del establecimiento educacional.

Hace unas semanas en conjunto a la Asociación de Funcionarios/as Asistentes de la Educación de la Municipalidad de Santiago (AFESA) presentamos una demanda ante el Primer Juzgado del Trabajo de Santiago (Rol 1043-2019), por acoso laboral en contra de la funcionaria Sussy Cartes, inspectora del Instituto Nacional. De un día para otro le notificaron que era «puesta a disposición» de la DEM. Esto significa que ya no seguiría desarrollando funciones en el Instituto Nacional, y sería trasladada a otro establecimiento educacional. ¿Las razones? Ninguna: sólo el capricho de la autoridad. Lo anterior, se sumaba a una serie de denuncias realizadas por la funcionaria en contra de otro Inspector, Álvaro Contreras, quien fue denunciado ante tribunales por maltratar a un menor, estudiante de ese entonces, de octavo año básico, a quien le habría ocasionado lesiones y un trato humillante (RIT 8120-2019, 7° Juzgado de Garantía de Santiago). Esta situación, sumado a distintos episodios de violencia verbal desde el funcionario denunciado a la trabajadora y la complicidad por parte de la Inspectora General, Marlene Ángel, gatillaron un estrés laboral en Sussy, a quien se le otorgó licencia médica por estrés laboral y decidió presentar una denuncia por vulneración de Derechos Fundamentales.

En la contestación de la demanda, el Municipio niega que la trabajadora haya sido puesta a disposición y sostiene que no estaría trabajando producto de las licencias médicas. Bajo ese supuesto, una vez que termina la licencia médica de Sussy, regresa a su puesto de trabajo el día viernes 2 de agosto del presente año. Sin embargo, las autoridades del Instituto Nacional se niegan a incorporarla en funciones. El mismo día que Sussy regresa al Instituto Nacional, el funcionario denunciado por actos constitutivos de acoso laboral, Álvaro Contreras, a viva voz ante la presencia de otros trabajadores e inclusive de alumnos del Instituto Nacional, grita que cuando vea a Sussy la iba a golpear. Ante estas amenazas, S.C. realizó la respectiva denuncia ante la Primera Comisaría de Santiago, que actualmente se encuentra en fase de investigación por la Fiscalía Centro-Oriente.

 

¿Cuál ha sido la respuesta desde las autoridades de la Municipalidad y del Instituto Nacional? Aislar a la trabajadora en lugar del agresor. Sussy no ha podido volver a sus funciones, porque la autoridad decidió defender al agresor y la mandó a ella a desarrollar funciones en la Biblioteca. A pesar de tener una denuncia por el delito de amenazas, el funcionario denunciado sigue desarrollando sus funciones, impunemente. En especial, Fernando Toro, Rector del Instituto Nacional y Pedro Torres, Jefe Administrativo, han ignorado las denuncias de Sussy e inclusive le han levantado la voz cuando ella denunció personalmente la situación, enviándola para la casa, en lugar de garantizar que pudiera ejercer sus funciones.

Debido a esta situación, Sussy Cartes nuevamente se encuentra con licencia médica. La denuncia por vulneración de derechos fundamentales sigue su curso, pero debido a la saturación de los juzgados laborales, recién tendremos audiencia para el mes de marzo de 2020. En cuanto al delito de amenazas, está siendo investigado actualmente por la Fiscalía.

Las autoridades de la Municipalidad de Santiago y del Instituto Nacional sólo se espantan por la violencia de los estudiantes, pero son cómplices y autores de la violencia hacia sus propios trabajadores y trabajadoras. Peor aún, en los casos de violencia policial, distintos directores de establecimientos de la Municipalidad de Santiago han expuesto a sus trabajadores asistentes de la educación y docentes a mantenerse al interior del establecimiento, a pesar de los protocolos de evacuación en los casos en que Carabineros lanza gases lacrimógenos. Inclusive, obligan a los auxiliares de aseo a limpiar los establecimientos educacionales que han sido contaminados con gases lacrimógenos y agua con químicos, sin tener los implementos de seguridad necesarios. Lo anteriormente descrito ha provocado que varias/os trabajadores de la educación se encuentren con licencia médica.

No creemos en el discurso de Felipe Alessandri. Criminaliza comunidades educativas completas mientras violenta a sus propios trabajadores.

0 0 vote
Article Rating
Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Suscribete
Notifíicame de
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments