Compañero Vicente: ¡Hasta la victoria siempre!

Por Convergencia 2 de Abril

Hoy es un día gris para la militancia revolucionaria. Nunca, en ninguno de los escenarios posibles, incluso en aquellos donde ponemos en riesgo nuestra vida, estuvo la idea de estar presentes aquí, en este lugar, despidiendo el cuerpo de nuestro compañero Vicente bajo estas circunstancias complejas.

Vicho, como le decíamos de cariño, era una persona sencilla, amable. De los que les bastaba un cigarro para compartir un buen momento. De voz apurada y conversaciones largas. De aquellos que llevan su sentido solidario de forma cotidiana. De aquellos que no dudaron en incorporarse a la lucha cuando fue necesario. De esas personas sinceras que decía lo que pensaba y sentía, aún en momentos críticos, porque la lucha debía ser honesta, debía ser digna. Siempre estuvo del lado de los oprimidos, junto a los que luchan aun cuando él mismo estuvo en problemas, porque no caía en la solución individual. Porque tanto las victorias y las tristezas también se desarrollan en colectivo, de aquellos que actuaban no por mera vocación, sino por su sentido agudo de responsabilidad social y política. Por su sentido siempre humano, por su conciencia de clase.

Nuestro compañero es, fue y será de aquellos revolucionarios de los que no tenemos permitido olvidar. Por los que no tenemos permitido claudicar. Porque sus tristezas son las tristeza de la clase trabajadora sometida y agobiada por un sistema enfermo, un capitalismo que carcome día a día las entrañas de nuestra gente, incluso en su aspecto más interno, atentando contra nuestras familias, afectando a nuestra psicología, atacando nuestras vidas, y es esto mismo lo que nos debe movilizar a continuar, a combatir con el deber hoy con más convicción que nunca, tal como lo quisiera Vicho.

El compromiso de un revolucionario no sólo está en el contexto histórico, en la consigna o en la ideología, sino además en los actos humanos de entrega, en la lucha que se da por otros, los actos más nobles y bellos que puede alcanzar un ser humano, aquellos motivados por la existencia de un profundo amor a la justicia, basada en la necesaria rebeldía del pueblo trabajador. Nuestro compañero encarnaba estos valores y sentimientos fielmente con su ejemplo. La pérdida irremediable de un compañero como Vicente nos deja el alma quebrantada, pero la voz debe salir con fuerza.

En representación de Convergencia 2 de Abril y su brazo estudiantil, Contracorriente, con mucho dolor y pesar despedimos a nuestro compañero Vicente Corrales, militante de Contracorriente y ex militante de la Fuerza de Estudiantes Revolucionarios FER.

Hoy seguiremos en la lucha, ahora con dolor en tu recuerdo, con tu ejemplo eterno.

La lucha sigue, hasta que la dignidad se vuelva costumbre. Hasta la victoria siempre, compañero Vicente.

Compañero Vicente Corrales: ¡Presente!

*Palabras leídas en el funeral del compañero Vicente Corrales, militante de la Convergencia 2 de Abril. 

Autor entrada: Convergencia Medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.