Ante la crisis del agua en Osorno: ¡estatización de las empresas sanitarias!

Por Convergencia 2 de Abril

La privatización de las empresas sanitarias muestra sus efectos. Nos enfrentamos a empresas sanitarias que privilegian sus ganancias por sobre garantizar el consumo de agua de las personas y ante un Estado impotente que sólo se reduce a exigir que la empresa garantice el suministro de agua. Por el contrario, el pueblo ha respondido solidarizando activamente desde los distintos territorios.

¿Por qué empresas tan importantes para un país, como aquellas que suministran el agua, deben estar en manos de privados? Sólo para llenar los bolsillos de los empresarios. En el año 1980, en plena dictadura militar, el agua pasó a ser un bien común que se privatizó mediante concesiones sobre el uso de aprovechamiento de agua. Cualquier particular podía inscribir dicho derecho, y de esta forma, privar a comunidades enteras del uso del agua de los ríos, lagos y lagunas. Y en los gobiernos de la Concertación, continuaría la privatización del agua, esta vez, de la mano de Eduardo Frei, quien privatizó las empresas estatales de servicios sanitarios, las cuales pasaron a manos de capital transnacional. Primero fue la privatización de los cauces de los ríos y, luego, la privatización de las empresas sanitarias que garantizan el abastecimiento de agua en las grandes ciudades. Esta privatización no sólo fue ideológica, sino que también aquellos que participaron en el proceso, se transformaron en los nuevos directores y gerentes generales de estas empresas, tal como sucede con el Presidente del Directorio de ESSAL, Guillermo Pickering, quien fue Subsecretario de Interior y Obras Públicas en los Gobiernos de Eduardo Frei y Ricardo Lagos, respectivamente.

El mito que lo privado es mejor que lo público se destruye con este rotundo fracaso de la empresa ESSAL, quienes tienen sin suministro de agua potable a la ciudad de Osorno por más de una semana. Esta situación que ocurre en Osorno, podría repetirse en cada una de nuestras ciudades.

Como Convergencia 2 de Abril compartimos el petitorio que ha realizado la comunidad organizada de Osorno a través de espacios político-sociales como Manos Construyendo y la Asamblea Ambiental de Osorno, quienes exigen los siguientes puntos:

  1. Fin al negocio con el agua, para lo cual se debe estatizar las empresas sanitarias, interviniendo inmediatamente a la empresa ESSAL, empresa responsable directa del desabastecimiento de agua en la ciudad de Osorno.
  2. Renuncia del Intendente de la Región de Los Lagos, Harry Jürgensen, por su conducción errática ante la crisis y su incapacidad para solicitar al Presidente que declare la zona en estado de catástrofe.
  3. Renuncia de los responsables máximos de las instituciones que deben fiscalizar a las empresas sanitarias, tales como la Dirección General de Aguas (DGA) y la Superintendencia de Servicios Sanitarios.
  4. Responsabilización penal y civil de los Gerentes de la Empresa ESSAL, como de todos aquellos que resulten responsables del corte de suministro de agua y la contaminación del Río Rahue.
  5. Abastecimiento gratuito a toda la comunidad durante el tiempo que esté cortado el suministro, reembolso de todos los recursos gastados en abastecimiento de agua, como también una posterior indemnización a todas las familias afectadas por el corte de agua. Estos gastos deben ser cubiertos por la Empresa ESSAL.

Las históricas jornadas de protesta que se han realizado en Osorno deben ser el punto de partida para que exijamos el derecho al agua como un bien público que nos pertenece a todos/as, y no sólo a las empresas privadas que hoy administran este vital bien común. 

El llamado es a movilizarse en todos los territorios, utilizando todas las formas de lucha, para exigir la estatización de las empresas sanitarias bajo control comunitario y el fin de la privatización del agua y de todos los bienes comunes de nuestro país.

Ante la crisis del agua en Osorno: ¡estatización de las empresas sanitarias!

Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Comentarios

  Suscribete  
Notifíicame de