Las feministas vuelven a alzar la voz: CF8M lanza Cuenta Popular Feminista

Por Irune Martínez

El día viernes, a las 7:00 am., se reunían mujeres en 45 metros en todo Santiago a repartir La Primera, periódico que contenía la Cuenta Popular Feminista elaborada por la Coordinadora Feminista 8 de marzo y a la que adhirieron más de 30 organizaciones feministas y sociales. Esa misma cuenta fue la que leyeron a viva voz en diversos puntos de la capital, en medio de multitudinarios cacerolazos convocados también por la CF8M, los cuales fueron brutalmente reprimidos por fuerzas especiales.

Un año atrás ya las feministas habían realizado su propia cuenta, en donde denunciaban que la Agenda Mujer que pretendía dar respuesta a las demandas que se iban gestando en este movimiento, no era feminismo, sino que era otro intento de reducirnos a las dos únicas posiciones en que nos permite estar este sistema: victimas o supermujeres.

Hoy, a un año de eso, el escenario es otro: la agudización de la agenda precarizadora de este gobierno y de todos los que han sostenido y profundizado este sistema nos exige resistir y luchar por un futuro posible. Es eso lo que evidencia esta Cuenta: un Estado que lejos de hacerse cargo de las condiciones que producen y reproducen la violencia de género -esa que ha terminado en 26 femicidios a la fecha-, violenta a sus propias trabajadoras, reprimiendo su legítima movilización y despidiendo a las dirigentes de los Centros encargados de acoger a mujeres que han sido violentadas; una reforma laboral y de pensiones que aumenta la flexibilidad del trabajo y, por lo tanto, la precariedad de nuestras condiciones laborales; una ley de Aula Segura que aumenta la represión policial contra las y los estudiantes movilizados; una ley de aborto en 3 causales que es letra muerta, pues se han generado cada vez más trabas para su implementación, siendo la más grave la objeción de conciencia; un TPP a punto de ser aprobado que pone en una posición más riesgosa a nuestros territorios; entre muchas otras demostraciones.

Ahora, la Cuenta Popular Feminista da cuenta también de un nuevo momento para el movimiento feminista, porque éste tampoco es el mismo que el año pasado, tiene un programa construido por miles de mujeres, organizó la movilización más grande desde el fin de la dictadura y se ha ido articulando con cada vez más sectores sociales. Con este nueva acción repleta de creatividad y lucha, las feministas demostraron otra vez la fuerza de un movimiento que crece día a día.

Así, en la víspera de la Cuenta Pública del gobierno que se realizó ayer, las compañeras feministas se convocaron nuevamente para lanzar su propia cuenta, la Cuenta Popular Feminista, anticipando -correctamente- que el gobierno no iba a señalar nada que pudiese mejorar nuestras condiciones precarias. Con esta Cuenta nos demuestran que ese 8 de marzo donde salieron 800.000 personas a la calle no fue más que un paso en un largo camino, en un proceso de largo aliento en el que lo que se juega es la transformación radical de nuestras vidas. Con esta Cuenta nos recuerdan que han pasado al frente y que no darán un paso atrás; llegaron para quedarse, y a cada momento son más.

Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Comentarios

  Suscribete  
Notifíicame de