«Decreto Supremo traerá como consecuencia la precarización del trabajo en el Perú»

Por Simón Fuentes

Desde fines del año pasado los trabajadores peruanos se han movilizado para enfrentar las medidas del gobierno de Martín Vizcarra, que buscan reducir sus derechos, adquiridos a través de décadas de lucha de los trabajadores y el campo popular del hermano país. Para profundizar lo que sucede conversamos con Lorena Cáceres, la cual lleva siete años de activista sindical, pero cuatro como dirigente de la Federación Nacional de Trabajadores Textiles del Perú (FNTTP), de la cual es responsable de su secretaría de juventud y género.

El 31 de diciembre el presidente Martín Vizcarra, aprobó el Decreto Supremo Nº 345-2018 titulado como “Política Nacional de Competitividad y Productividad” (PNCP), puedes decirnos, ¿cuáles son las medidas que conlleva este Decreto Supremo y cómo afectan a los trabajadores?

Este Decreto Supremo (DS) sienta las bases de una reforma laboral, es la hoja de ruta,  fija los lineamientos de la política laboral del gobierno. Propone medidas  que atentan contra los derechos laborales como la eliminación de la reposición ante los despidos injustificados, reduce las vacaciones de 30 días a 22 días, sugiere reducir los montos de la indemnización por despido arbitrario, facilitar los cese colectivos, permite los contratos temporales sin causa, flexibilización de la seguridad social, utilidades por desempeño y no por trabajo, mantener el régimen laboral de la micro y pequeña empresa que restringe derechos laborales como la Compensación de Tiempo de Servicios (CTS, que el trabajador recibe cuando deja de trabajar y que equivale a un sueldo mensual por cada año de servicio), vacaciones, gratificaciones, entre otras medidas.

¿Cuál es el contexto nacional de la implementación de este Decreto Supremo? ¿En qué situación política se encuentra Perú?

Este DS se aplica en una coyuntura política de crisis a raíz de los casos de corrupción que afecta a ex presidentes, jueces, congresistas, etc. y compromete a instituciones como el poder judicial y el Congreso. Crisis política que el presidente Vizcarra pretende superar con el referéndum y que para los trabajadores solo puede superarse cambiando la constitución fujimorista y el modelo económico neoliberal a través de una Asamblea Constituyente.

Nos puedes explicar lo del referéndum, ¿de qué trata? ¿Cuándo se llevó acabo? ¿Y cómo se pretende desde él, superar la coyuntura política de crisis?

Se realizó el 9 de diciembre del 2018 y contenía 4 preguntas sobre reformas como la no reelección de congresistas, la creación de la Junta Nacional de Justicia, organismo que nombrará a jueces y fiscales, el financiamiento de los partidos políticos, y el regreso a la bicameralidad. La población voto a favor de 3 de las 4 reformas que había sugerida el presidente Vizcarra. Los trabajadores consideramos que estas reformas son paliativos y no atacan la raíz de los problemas de corrupción en el Perú que se derivan de la Constitución Fujimorista hasta hoy vigente.

También consultarte sobre la propuesta de Asamblea Constituyente, ¿cómo vienen desarrollando esa idea?, ¿qué sectores se han sumado a ella?, ¿han podido trabajar una propuesta constitucional para presentar en una posible Asamblea Constituyente?

La propuesta de una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución lo asumen la izquierda, el movimiento sindical y sector democráticos. Para ello se propone que el gobierno en uso de sus atribuciones convoque a elección para elegir la Asamblea Constituyente. Sectores de la izquierda son más específicos al sugerís que en la composición de la Asamblea Constituyente se garantice la presencia de sector sociales organizados como los trabajadores, campesinos, etc.

No se tiene elaborado una propuesta Constitucional, al menos en forma completa.

¿Se pueden conectar la política de Vizcarra con una política a nivel latinoamericano contra los trabajadores de los gobierno de derecha?

Claro, con matices más, matices menos. El gobierno de Vizcarra es un gobierno de derecha, neoliberal, que forma parte de la ofensiva de los gobierno de derecha a nivel de América Latina: este DS 345, su política exterior al servicio de los EEUU, como en el caso de Venezuela, es una muestra de ello.

¿Cuál ha sido la respuesta de los trabajadores en general y de los organizados en la federación textil? ¿Cuáles son sus propuestas?

Los trabajadores hemos iniciado diversas acciones de lucha contra el DS. Primero fueron los plantones del 20 de diciembre en los exteriores del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), también plantones de  las compañeras de limpieza el 8 de enero, luego la jornada de lucha de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) el 15 de enero, el paro textil del 22 de enero y esperamos ahora la convocatoria al paro nacional por parte de la CGTP, la cual está llamando a una asamblea general de delegados con la agenda del Paro Nacional Sindical y Popular.

Nuestra exigencia es la derogatoria del DS. Para eso ya se ha presentado un proyecto de ley derogatorio al congresista Hernando Cevallos (Frente Amplio) a través de la CGTP Lima Este.

¿Se han podido organizar y coordinar con otros sectores sociales?

Por cierto, sabemos que esta lucha exige la más amplia unidad no solo entre los trabajadores, sino con los estudiantes universitarios y colectivos juveniles, desde la FNTTP, siempre venimos abriendo nuestro espacio a los jóvenes y colectivos de diferentes organizaciones políticas y sociales. Y cuando hay movilizaciones ellos siempre se suman, con pronunciamientos en sus páginas y su presencia en las acciones. También para este Paro Nacional Textil se conformo un comité de Lucha Sindical y popular que la integran sindicatos y colectivos, sociales y políticos.

Además para febrero la CGTP, a la que somos afiliados, está convocando al Encuentro Nacional de los Pueblos donde pueden participar todos los espacios.

El Encuentro Nacional de los Pueblos, ¿desde dónde se levanta la idea de este Encuentro?, ¿cuáles son sus objetivos? y ¿de qué forma se suman las distintas organizaciones políticas y sociales peruanas?

El Encuentro Nacional de los Pueblos se realizará el sábado 16 de febrero de este año; lo convoca la CGTP, la central sindical más importante del Perú con más afiliados sindicales, conjuntamente con otros sectores organizados. Tiene como objetivo centralizar y unificar a las organizaciones sociales, sindicales y políticas del país que apuntan a cambiar el modelo económico neoliberal, reemplazar la constitución fujimorista.

Eres responsable del área de juventud y género en la FNTTP; estas medidas impulsadas por Vizcarra, ¿afectan de forma particular a los jóvenes y a las mujeres? De ser así, ¿Cómo se expresa?

Por cierto, este DS traerá como consecuencia la precarización del trabajo en el Perú.  Y según datos oficiales el desempleo juvenil  (mayoritariamente femenino) llega hasta el 11% de la Población Económicamente Activa (PEA), superando al desempleo adulto 5%. 

Por otro lado, el sector confecciones es en alta proporción integrado por mujeres (90%) y la mayoría son jóvenes; el componente de género (mujeres) y de edad (jóvenes) caracterizan a la industria textil y confecciones en el Perú.

Deducimos entonces que los principales perjudicados serán los jóvenes y más aun de nuestro sector, en forma especial aquellos (300 mil cada año) que por primera vez salen a buscar empleo. Si encuentran trabajo esta será temporal, con derechos laborales restringidos, informal y hasta sin estar incluidos en planilla. La esclavitud juvenil, como aquí denunciamos, en pleno siglo XXI.

Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios

Comentarios

  Suscribete  
Notifíicame de