Unión Portuaria | Declaración pública sobre el paro del puerto de Valparaíso

Como Unión Portuaria de Chile estamos muy preocupados de como se están llevando las negociaciones entre puerto TPS y los trabajadores eventuales del puerto de Valparaíso que se encuentran movilizados. Observamos una completa intransigencia y falta de deseos de solucionar una problemática que se arrastra por años y que ha repercutido duramente en los trabajadores mas desprotegidos del puerto de la V región, generando una permanente inestabilidad en terminales fundamentales para el proceso de comercio exterior del país.

Llamamos a que los trabajadores tengan una real mesa de trabajo que les permita solucionar los problemas de años en carácter laboral y avanzar hacia un sistema que permita contar con un puerto con quien contar de verdad, sin generar perjuicios a quienes ahí laboran, dándoles estabilidad y un trato digno como trabajadores y ciudadanos.

Llamamos también al gobierno a que cumpla con su palabra empeñada en ser garante que los trabajadores no sean perseguidos por participar en un movimiento mayoritariamente pacífico que persigue la consecución de justas demandas como son el respeto de sus derechos fundamentales en el trabajo y su dignidad como seres humanos.

Creemos que actitudes tercas y orgullosas, por sobre los deseos nacionales de avanzar hacia modelos modernos y sustentables de puertos, donde se permita una estabilidad tanto para quienes ahí laboran como para el comercio global, solo generan problemas al país; y quien prefiere dar preferencia a su objetivo personal, sin importarle sus efectos a mediano y largo plazo al país y sus habitantes, es realmente un peligro para los deseos de un país mejor. Es de esperar que tome conciencia de ello y actúe no solo pensando en su beneficio sino a toda la nación y no se mienta diciendo que no es posible cumplir con las demandas de los trabajadores, cuando ya el terminal vecino si llegó a un acuerdo y solucionó el problema.

Por todo ello hacemos este llamado a que la mesa sea seria y no buscando darse satisfacciones personales, a que el respeto por los derechos fundamentales de todo trabajador sea algo irrenunciable e inapelable por lo que el gobierno debe tomarse en serio sus promesas, incluso si ello molesta a grandes poderes económicos, todo ello en pos de un mejor país. Esperamos que nuestras palabras y los deseos de todo un país sean tomados en serio, porque hasta ahora nos hemos mantenido sólo observantes de este conflicto, pero de no darse las condiciones de una verdadera negociación deberemos, a nuestro desagrado, tomar otro tipo de camino y accionar.

Es de esperar que todas las partes tomen seriedad de esta situación y sigamos avanzando hacia un sistema portuario mejor para el país.

Autor entrada: Convergencia Medios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.