“Prefiero luchar y perder, que perder sin haber luchado”: Juan Pablo Jiménez, luchador de la clase trabajadora

Por Carlos Alberto

En las calles se repiten rayados y lienzos con los nombres del weichafe mapuche Matias Catrileo, de la lamgen y activista socioambiental Macarena Valdés y del dirigente sindical Juan Pablo Jiménez, quienes tienen una historia en común: querer construir una vida digna para su gente y para el pueblo trabajador, lo que los llevó a ser declarados como enemigos del gran empresariado.

El 21 de febrero de 2013, el dirigente sindical de la empresa AZETA, Juan Pablo Jiménez, se encontraba sentado en una banca de la empresa cuando cae desplomado por una bala, la cual, de acuerdo a lo informado por la fiscalía, se habría disparado en un enfrentamiento en las cercanías de la empresa, específicamente, sería proveniente de la población Legua Emergencia. Sin embargo, desde la familia se cuestionó la tesis oficial de la bala loca, por las incongruencias de los informes periciales de la PDI.

En conmemoración de Juan Pablo, 5 años después de los hechos, se realizó una nueva marcha exigiendo la verdad sobre su homicidio. Esta actividad fue convocada por el SINTRAC Chile, AIT – La Intersindical, la Unión Clasista de Trabajadores (UCT), entre otras agrupaciones sindicales y políticas. Esta marcha contó con la participación de unas 200 personas y se desarrolló de manera pacífica.

Al llegar al cerro Santa Lucía, se realizaron discursos por parte de las organizaciones convocantes, entre ellas el “Comité por Verdad y Castigo – Juan Pablo Jiménez”, destacándose las palabras de Ximena Acevedo, la compañera del dirigente, quien habló como una mujer trabajadora, remarcando la lucha que realizó su compañero, quién no buscó réditos personales, sino que siempre basó su labor para obtener mejores condiciones laborales y de vida de sus compañeros de trabajo. Dentro de sus palabras también se hizo hincapié en la lucha contra el subcontrato y la precarización del trabajo.

Asimismo, el día sábado 24 se realizó una jornada cultural por la memoria y justicia para Juan Pablo Jiménez en la villa Andes Sur de Puente Alto. Esta actividad contó con presentación de rap y de tropa, juegos para las niñas y niños, entre otras cosas a disposición de los vecinos del barrio de Juan Pablo. Al finalizar, también se realizaron las palabras en honor al sindicalista de parte de las agrupaciones presentes y de la familia.

Mientras el pueblo siga recordando la lucha de Juan Pablo, éste jamás morirá.

¡Verdad y Justicia para Juan Pablo Jiménez y su familia!

Autor entrada: Convergencia Medios