Werken Rubén Collio: Mis hijos no van a crecer con miedo

Por Paulina Gutiérrez

Entre los días 2,3 y 4 de febrero pasados, en el Centro Cultural Museo y Memoria de Neltume, se desarrolló el “Encuentro con la Memoria”, actividad que ya constituye una tradición y en la cual se reunieron diversas personas y agrupaciones para reflexionar acerca de la experiencia de poder popular que se vivió en la conformación del Complejo Forestal y Maderero Panguipulli en los años previos al Golpe de Estado; el proceso de resistencia que ejercieron las personas del lugar y en especial los militantes del MIR, así como las actuales luchas que se disputan en el territorio. Al lugar concurrió como expositor, Rubén Collio, werken de coordinación Newen de Tranguil, quien compartió con nosotros información respecto al estado de la causa judicial relativa a la investigación del asesinato de su compañera, Macarena Valdés, así como algunas reflexiones acerca del estado actual de la comunidad en Tranguil.</p ALIGN=»justify»>

Paulina: Desde que se descubrió la muerte de Macarena ustedes como familia han alegado que esta se debió a un asesinato a modo de represalia por la resistencia que ejercían en contra del proyecto hidroeléctrico impulsado por la transnacional RP Global en territorio mapuche, además de la empresa nacional SAESA que está construyendo el cableado eléctrico que distribuiría la energía generada y que contemplaba la instalación de líneas de alta tensión sobre hogares de la comunidad, nos podrías contar cómo ha sido este proceso y en cuál es su estado actual.

El proceso judicial ha sido obstaculizado de diversas maneras y ha estado repleto de irregularidades. En octubre del año 2016, interpusimos querella criminal en contra de quienes resulten responsables, sin señalar en ese momento ningún nombre como responsable, sin embargo, a la semana la empresa RP Global, a través de sus abogados, presentó un escrito en la causa, indicando que en caso que aparecieran en algún momento como responsables, ellos indicaban que no habían tenido ninguna participación. La fiscalía por otro lado, desde un inicio demostró que no tenían interés en esclarecer los hechos, incluso el fiscal a cargo me señaló en una de las primeras entrevistas que tuve con él, que no encontraríamos nada y que mejor me fuera a mi casa con mis hijos. Además, en dos oportunidades han intentado cerrar la investigación, a pesar de que legalmente existe un plazo de 2 años para investigar e incluso encontrándose pericias pendientes, como el último informe tanatológico. Esta pericia también sufrió una serie de obstaculizaciones; partiendo por el alto valor que tuvo, a raíz que se determinó que debía ser realizada por peritos privados, gracias a diversas actividades de solidaridad, pudimos recaudar los fondos suficientes. Cuando debía concurrir el doctor al SML, le indicaron en las oficinas de Santiago que no había llegado ninguna orden de Fiscalía, por lo que la pericia no pudo realizarse, al reclamar por esta situación ante la fiscal a cargo en Panguipulli, supimos que la Fiscalía nunca había enviado la orden al SML, solo guardaron el documento en la carpeta investigativa. Esto retrasó la autopsia en muchas semanas. Luego pudimos averiguar que quien debía firmar el informe de la autopsia, era una ex funcionaria de carabineros, que actualmente continúa prestando servicios a esa institución. Frente a ello, para evitar anomalías, se realizó un procedimiento con doble muestra, mediante el cual se pudo establecer que Macarena ya estaba muerta cuando fue colgada, lo que permite acreditar que fue el actuar de terceras personas lo que causó su muerte y no un suicidio, como quisieron hacerlo pasar.

P: La causa de Macarena ha generado una reacción en diversas ciudades del país ¿crees que ha existido apoyo y organización de parte de la comunidad?

Como familia hemos estado muy apoyados, en primer lugar por nuestra comunidad y también por quienes han asistido a los llamados a manifestarse, manteniendo nuestra lucha viva. Sabemos que no ha sido fácil estar de nuestro lado, muchos de nuestros conocidos han recibido amenazas, incluso de muerte y han debido enfrentarse directamente a carabineros, quienes han estado en todo momento actuando casi como guardias de la empresa. Por ejemplo, el 23 de agosto de 2016, cuando yo debí viajar a retirar el cuerpo de mi compañera, llegaron funcionarios de SAESA, escoltados por carabineros a instalar el tendido eléctrico por sobre mi casa. Solo gracias a la resistencia de la comunidad se logró que se marcharan. No obstante volvieron posteriormente con contingente de Fuerzas Especiales, zorrillos, armamento de guerra a intimidarnos a mí y mis cuatro pequeños hijos, ahí ya no fue posible oponernos.

Pero seguimos luchando y organizándonos, no van a lograr intimidarnos, mis hijos no van a crecer con miedo y no se trata de ser soberbio, se trata de no darle el paso a que hagan lo que quieran. Sabemos que la cárcel para quienes cometieron el asesinato no compensa el daño. Pero no buscamos justicia, porque sabemos que el estado chileno no nos entregará esto, sólo queremos que esto no se repita y sentar un precedente. Aunque nos intimiden, amenacen e incluso asesinen, vamos a seguir luchando.
P: Cuáles son los próximos pasos a seguir y acciones que esperan realizar

Hemos solicitado al Fiscal Nacional una reunión para exigir que su organismo haga la pega que tiene que hacer, no puede ser que todas estas irregularidades se sigan produciendo y que los fiscales actúen de esta manera. El 13 de octubre pasado, fui a poner una denuncia porque los pacos me luxaron una pierna y el fiscal Silva me dijo en esa oportunidad que me olvidara del caso de Macarena, que eso iba a quedar ahí no más porque él tenía mucha pega. Esperamos que el Fiscal Nacional garantice que la gente de Fiscalía va a hacer su trabajo como corresponde y que dejaran de entorpecer el proceso, que es lo que ha hecho hasta ahora.

Además ingresamos una solicitud de reunión con Michelle Bachelet, a través de la oficina de partes de La Moneda, como un acto político en el que esperamos su pronunciamiento respecto al asesinato de una mujer, así como denunciar todas las irregularidades que han ocurrido. No es casual que todo el aparataje del estado no haya funcionado, existió una cadena de errores que debe ser investigada porque o hay una cantidad enorme de gente incompetente trabajando, o hay corrupción de por medio y eso debemos denunciarlo y en relación a eso se deberá pronunciar la máxima autoridad del país.

P: Después de este momento más álgido del conflicto, marcado por la muerte de Macarena, ¿en qué estado se encuentra actualmente la lucha de la comunidad en Tranguil?

La lucha contra la hidroeléctrica se mantiene vigente, si bien la construcción se terminó de realizar, esta no puede operar debido a que su aprobación fue irregular porque la empresa no contaba con los derechos de aguas necesarios y tampoco los tiene en este momento. Nuestra apuesta es mantener la oposición, ya que este es un proyecto que tiene un origen viciado, corrupto y que amenaza la destrucción de nuestro entorno, poniendo en riesgo nuestra calidad de vida.

Sí vemos con preocupación el nuevo gobierno de Piñera, creemos que ello puede significar que la empresa pueda querer golpearnos más duramente aún, con el refuerzo del estado chileno. Hay que recordar que fue durante el primer gobierno de Piñera que la central hidroeléctrica fue aprobada.

La comunidad está dividida, las familias se han visto tensadas por el ingreso a trabajar de algunos de los integrantes de estas a la empresa. Ya que la única fuente formal de trabajo en el lugar es la empresa, la tentación de tener más dinero es grande. Pero lamentablemente, este mayor acceso económico que dio la empresa, ha generado también que aparezcan problemas como el alcoholismo, el dinero de los sueldos se ha ido gastando en esto. Junto con la empresa llegó gente de afuera a trabajar, con otros hábitos, llegó el alcohol, la marihuana, cocaína y hoy en Tranguil, que era una comunidad muy tranquila, tenemos hasta pasta base. Hay matrimonios que se disolvieron y vecinos que hoy en día son pasteros, todo porque llegó una empresa a meterse. Antes que llegara la empresa, todos los vecinos se saludaban y apoyaban; uno de nuestros viejitos estuvo con depresión porque después de haber pasado toda su vida ahí, hoy hay gente que ni lo saluda, porque él decidió oponerse a la empresa.

Entre algunos vecinos estuvimos desarrollando un proyecto turístico en la zona, para crear una fuente de trabajo en Tranguil, pero eso fue quedando de lado porque el dinero que la empresa ofrecía, se veía como plata más segura. Allá arriba incluso queríamos instalar un Liceo, habíamos conseguido un terreno y todo pero eso también quedó de lado, pero ese era un proyecto que teníamos con la negra y se fue con ella.

P: Agradeciendo desde ya tu tiempo y palabras, para finalizar ¿te gustaría entregar algún mensaje a las personas que leerán esta entrevista?

Lo que hemos dicho siempre: la única forma de evitar que nos sigan asesinando es a través de la organización, hay que despertar. Existe gente todavía capaz de hacer lo mismo que hacían hace 40 años; utilizar las mismas prácticas que se utilizaron durante la dictadura, que sabe como torturar, como manipular y para evitar que estas prácticas se vuelvan a ser habituales, nosotros tenemos que despertar y organizarnos.

La muerte de Macarena no puede quedar impune, estamos ante una de las muestras más palpables y brutales de las nefastas consecuencias que genera la explotación de nuestros recursos naturales sin medir consecuencia alguna y queda claro que los empresarios están dispuestos a todo contar de asegurar sus ganancias. Frente a ello, debemos responder con organización, lucha y propuestas.</p ALIGN=»justify»>

Compártelo en:

Autor entrada: Convergencia Medios